sábado, 26 de diciembre de 2015

Gastos e inversiones de 2015. Presupuesto 2016

image

Cerrado ya el ejercicio 2015, tal y como os adelantaba en la pasada entrada de resumen de 2015 hoy pretendo mostrar en primer lugar un análisis de números gordos de los gastos e inversiones realizadas en 2015 y posteriormente detallar el presupuesto para 2016.

Como hemos comentado con cierta frecuencia, es importante tener claro el objetivo (en general esto también es válido sobre temas diferentes a inversión), pero tener un objetivo claro y medible no es tan eficiente si no realizamos un seguimiento de los hitos parciales que nos marcamos para alcanzar el objetivo último. En nuestro caso, la independencia financiera vía dividendos.

Como todas las formas de inversión, es necesario de un capital inicial que invertir, así que, en primer lugar me gustaría comentar que este año en particular ha sido un año económicamente bueno, y con algún extraordinario. Los extraordinarios tienen una parte buena y una parte mala: Lo bueno, lógicamente, suponen más capacidad de inversión, lo malo,... no son completamente controlables y predecibles, por lo que los presupuestos deben hacerse sin ellos o siendo muy prudentes en su estimación.

Pero ojo... esto que os cuento tiene trampa, no es que haya ganado mucho más (realmente más bien al contrario este año he ganado menos de mi trabajo remunerado) sino que este año he vuelto a contar con el capital procedente de la venta de la cartera de trading y que a la postre he destinado completamente a la inversión vía dividendos.

Al igual que el año pasado, también he aprovechado esta parte extraordinaria de liquidez para completar la inversión que tenía prevista para los niños, así que les he regalado un 20% más de los previsto en su plan de reinversión de dividendos en Banco Santander. Espero que algún día sepan aprovechar este esfuerzo. 

Retomando el tema que nos trata, comienzo resumiendo la procedencia del capital disponible en porcentaje: 

jueves, 24 de diciembre de 2015

Resumen de 2015 y objetivos de 2016



A BME le gusta hacerse de rogar en cuanto al anuncio oficial del pago de su último dividendo del año. Sabíamos la fecha de pago (29 de Diciembre) e intuíamos que sería de 0,6€ en efectivo, pero hasta ayer no lo confirmó por un hecho relevante a la CNMV, así qe ahora sí que se puedo dar por finalizado el año.

Me gustaría pediros perdón por no poder dedicarle al blog más tiempo,... la familia y el trabajo me mantienen muy entretenidos y admito que cada vez me dejan menos energía,... y aunque todavía considero una suerte tener trabajo esto no quita que tenga mis momentos de debilidad y por mucha ilusión que ponga en los proyectos nuevos, en ocasiones pienso que no me compensa tanto esfuerzo.

Una vez más os digo: Mientras me queden fuerzas,... intentaré escribir todas las semanas, actualizar el semáforo tras cada presentación de resultados trimestrales y compartir un rato de vez en cuando con todos vosotros.

Escribir el blog, no es una carga... para mí es un privilegio, con él no sólo comparto, sino que disfruto y aprendo mucho de todos vosotros. Gracias por vuestros comentarios, visitas y clicks,... son un verdadero empujón que me anima a seguir escribiendo.

No voy a hacer un resumen de las noticias anuales más destacadas,... de esto ya se encargarán las cadenas de televisión y los periódicos que nos inundarán "lo mejor y lo peor del año 2015", así que paso directamente al asunto que nos trata.

Este año me había planteado seis objetivos que complementasen al objetivo principal económico de alcanzar un determinado grado de cumplimiento del plan trazado: 

sábado, 19 de diciembre de 2015

Lo mejor de la semana dividendo 51 – 2015

 jornada de reflexión DonDividendo
Jornada de reflexión y mañana día de Votación. Lo positivo del día de hoy es que descansamos del atronador martilleo de los volubles mensajes que los distintos partidos políticos han venido "vendiéndonos".

Mientras tanto la bolsa nos sigue deparando jornadas de muchas oscilaciones, comenzando un lunes donde parecía que el camino del resto de la semana sería de continuidad bajista, para rebotar con fuerza el martes y días posteriores hasta llegar a una toma de beneficios el viernes, que dejaba el cómputo en una subida del 0,9% respecto del cierre de la semana pasada.

Seguro que en internet se pueden encontrar más o menos sesudos estudios del comportamiento estadístico promedio de las bolsas tras las elecciones,... aunque debemos recordar que las estadísticas no están exentas de peligros, más bien al contrario, tenemos que tomar todas estas cifras con precaución. En ocasiones pienso que la historia se repite sólo cuando nos quiere llevar la contraria.

Con independencia de lo que acontezca tras las elecciones, creo que como todos los años debemos aprovechar estas fechas para resumir cómo han ido nuestras inversiones, repasar nuestros errores, y planificar el año próximo. No es que crea que el fin de año sea una fecha especial, entre el 31 de diciembre y el 1 de Enero no vamos a notar ninguna diferencia cósmica, pero sí que es cierto que es una época que llama a la recapitulación, análisis de lo ocurrido y planificación para el futuro (quizás porque solemos tener un poco más de tiempo).

En mi caso particular, esto lo comentaremos en una entrada como suele ser habitual, aunque ya os adelanto algo de la planificación: Este año me lo voy a tomar con bastante calma (al menos al comienzo). Veo el río muy revuelto, demasiado agitado y aunque siempre vamos a ser un pez muy pequeño, no me gusta dejarme llevar por la marea.

Por un lado, aunque al mercado norteamericano le encanta llevarme la contraria (o lo que es lo mismo, me suelo equivocar con él), sigo pensando que debería recortar con cierta fuerza, así que mi plan de compras en EE.UU. se retrasa. Esto tiene un riesgo que no podemos olvidar: la debilidad del Euro frente al Dólar que puede continuar apoyándose en los tipo crecientes americanos. Creo que es bastante probable que bajen las acciones, pero también que cueste más comprarlas en el futuro por el cambio de moneda.

Aunque ya son muchos los que dan por hecho la paridad Euro-Dólar o incluso un Dólar por encima del Euro, jugar a adivinar la evolución de éste o de cualquier otro par de monedas queda fuera de mi ámbito de competencias, además, sinceramente creo que la bajada de precio de las compañías debería ser superior a cualquier efecto moneda.

Por otro lado, y tras la primera subida de tipos en EE.UU desde hace mucho, su bolsa rozó la euforia, quizás por lo leve del repunte de los tipos o por lo suave de la subida que tienen en mente en la FED. Pero sea como sea, unos tipos crecientes deberían recortar el flujo de inversión dirigido a bolsa (aunque sea de forma lenta), y en consecuencia no tengo prisas por comprar en EE.UU.

Como ya me conocéis intento ver siempre el otro lado de las cosas. Y aunque parece lógico que una subida del tipo de interés suponga una retirada del flujo de dinero hacia la bolsa y por lo tanto se produzcan caídas en los mercados, los datos históricos no parecen demostrar esto, sino más bien al contrario:

image_thumb[2]

Este gráfico muestra la evolución de los tipos en Europa y EE.UU. ¿quien suele copiar a quien?, parece más o menos claro, pero es curioso comprobar cómo conforme suben los tipos, la bolsa (gráficos siguientes del S&P500 y ESTOXX50) tiende a seguir subiendo y cuando bajan, la bolsa tienen a seguir bajando, lo que entra en contradicción con mi comentario anterior.

S&P500 Index_thumb[2][1]
ESTOXX50 Price Eur Index_thumb[2][1]

¿Por qué pasa esto?. No creo en una respuesta que sea la verdad absoluta, pero creo que intentar trazar el comportamiento futuro de un índice o mercado en base a un único indicador no parece lo más adecuado. En las bolsas de todo el mundo ejercen sus influencias multitud de factores,... unos más que otros, y algunas veces unos, otras veces otros, así que considerar que la subida de tipos en EE.UU. va a impulsar las bolsas como parece apuntar lo ocurrido en periodos anteriores, creo que es un error. Además, durante el último tramo alcista de bolsa desde Marzo de 2009 hasta la fecha, nos encontramos con tipos planos en EE.UU. y a la baja en Europa, por lo que sigo viendo como más probable un escenario en EE.UU, bajista o como mucho lateral.

Sin embargo en Europa, donde siempre he pensado que los efectos producidos por el plan Draghi ayudarían a prolongar las subidas al menos mientras dicho plan tenga vigencia, no las tengo todas conmigo, por lo que igualmente en Europa soy prudente, al resultarme complicado pensar en Europa subiendo alegremente mientras EE.UU. cae con cierta fuerza. Sólo si EE.UU. se mantuviera lateral me puedo creer un mercado Europeo alcista.

Aunque como inversor en dividendo tengo tendencia a comprar cada vez que dispongo de capital para intentar maximizar el efecto del interés compuesto, tal y como os adelantaba la semana pasada, en previsión de la continuidad de la debilidad del mercado de renta variable, relajaré mi tensión en las compras (sin dejar de comprar) para poder realizar entradas de mayor importe conforme la bolsa baje. Es decir, reservaré parte de mi capital para comprar con más fuerza conforme se prolongue una posible caída.

Llegado a este punto y por último, permitidme una opinión: Invertir en bolsa mirando sólo las expectativas macroeconómicas o el conjunto del mercado no tiene porqué ser una buena idea. Yo creo que debemos fijarnos en las perspectivas particulares de las empresas (aunque admito que todas sufren en mayor o menor medida la situación que las rodea). Y es justamente por esto, por lo que creo que tanto en mercados alcistas como bajistas nuestra forma de invertir no debe cambiar sustancialmente ya que prácticamente siempre podremos encontrar buenas empresas que comprar. Sin embargo, tampoco creo adecuado abstraerse de la situación macro ya que nos puede dar pistas de futuros problemas en nuestras empresas.

A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes. Espero que sean de vuestro interés:

domingo, 13 de diciembre de 2015

Lo mejor de la semana dividendo 50 - 2015

Gracias a todos por vuestros ánimos en los comentarios de la pasada semana. Aunque no estoy al 100%, estoy bastante mejor y espero seguir mejorando.
 
La semana no ha sido dura sólo para mí. Los mercados han continuado agitados y aunque a toro pasado es relativamente fácil buscar culpables a esta volatilidad, hoy me voy a permitir retomar un gráfico del que hemos hablado en bastantes ocasiones, el gráfico del IBEX de largo plazo y que a continuación actualizo a fecha del cierre del viernes:
 
Ibex 35 DonDividendo Diciembre 2015


Aunque a priori el plan de Draghi, la aparente mejoría de las economía Europea y su reflejo en la mejoría experimentada en promedio por las empresas cotizadas, todo esto supone un buen caldo de cultivo alcista en bolsa, sin embargo, no viene mal recordar que la bolsa es experta en contradecir las creencias prefijadas por el protocolo y romper los esquemas que tengamos en mente.
 
El gráfico anterior del índice muestra como el selectivo español (como el de casi todos los mercados casi con la única excepción del DAX alemán, que va por libre desde hace mucho), por ahora, se ha visto incapaz de superar la resistencia azul dibujada en forma de canal descendente que viene describiendo desde máximos absolutos de 2007. Ya habíamos comentado anteriormente que esta resistencia era importante (además coincidente con los máximos recientes de 2009) y que su superación supondría un empujón muy, pero que muy importante a todas las cotizaciones al alza y ese es a priori el escenario que se esperaría con las condiciones económicas actuales. Sin embargo, el índice se encuentra tonteando justo en una zona crítica (línea de soporte negra) que en caso de romperse nos llevaría a la zona de 8.900 en primer término y 8.200 puntos como último soporte serio en formado por el retroceso del 61,8% de todo el ascenso que comenzó a mediados de 2012.
 
Pero,... y si no pasa lo que la mayoría espera. ¿Y si el mercado Europeo decide acompañar al mercado Norteamericano en una posible caída y comienza un ciclo bajista?. Pues puede ser. El gráfico apunta hacia ese lado más que hacia la continuidad de los ascensos, así que tened cuidado, que no está tan claro que sigamos siendo alcistas, sino más bien al contrario.
 
Os cuento esto, porque de igual forma que creo que debemos tener una estrategia si el mercado sube, también deberíamos tener también un procedimiento que seguir si la bolsa baja.
 
Si buena parte de nuestra cartera se torna de color rojo, o incluso entrando en pérdidas en global: Tranquilos, no pasa nada. Tenemos que recordar que el dinero que se ha invertido no lo necesitamos en corto plazo (si no es así, hemos hecho mal en invertir en bolsa), nosotros somos inversores en dividendo, y pretendemos tener una renta de nuestras compañías, no obtener una revalorización con ellas (si viene, mejor, pero no es un objetivo), así que los descensos son bienvenidos ya que son momentos donde comprar más. Comprar más, sí, pero no a lo loco.
 
Simplemente tendremos que estar tranquilos a la hora de seleccionar nuestras inversiones para intentar, como siempre, realizar compras de compañías sólidas, con dividendo sólido.
 
Por esto, si el ciclo se confirma bajista antes de lo creíamos, quizás tengamos la oportunidad de comprar aquellas compañías que siendo de calidad, siempre nos parecían caras y ahora nos den una oportunidad a valoraciones más atractivas (hablo de Inditex, Viscofan, Catalana Occidente, Red Eléctrica, Ferrovial) y si a la vez tenemos opción de ir bajando los precios medios de las acciones que ya tenemos en cartera, entonces, mejor que mejor.
 
Las compras deben espaciarse en el tiempo. Siempre hay compañías en un momento de compra mejor que otra, así que no tendríamos que precipitarnos y la idea que tengo en caso de confirmarse el escenario bajista es ir comprando poco a poco, pero sin utilizar todo el capital disponible de forma que podamos ir acumulando un cierto remanente conforme se prolongue la caída, para así ir aumentando el volumen de las compras mientras las cotizaciones bajen.
 
Como podéis ver,... la estrategia del inversor en dividendo no difiere demasiado entre un mercado alcista y bajista. Siempre está el denominador común de comprar valores de empresas sólidas, a ser posible lo más baratas que se pueda, aunque destaco una diferencia: Cuando se sube, hay que ir invirtiendo conforme se dispone de capital, ya que cuanto más tardemos en invertir, a peor precio lo haremos, pero mientras se baja, aunque se debe invertir con relativa frecuencia para aprovechar el interés compuesto a lo largo del tiempo se debe reservar parte del capital por si se puede comprar el valor más barato posteriormente.
 
Por cierto, hay quien invierte siempre así, como he descrito en el mercado bajista y esta decisión es perfectamente entendible (ya que puede servir para aprovechar pequeños retrocesos en los que reengancharse en valores deseados en los periodos de subida). Por último hay que tener en cuenta que siempre que dejamos capital en reserva para invertir posteriormente tenemos un coste de oportunidad que asumir por no poner a trabajar todo el capital dinero disponible y es por esto por lo que personalmente sólo propongo esta estrategia cuando el mercado es bajista, porque es más probable recuperar este coste de oportunidad comprando más barato que en un mercado alcista, donde si no tenemos cuidado se nos pueden ir los precios.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:

domingo, 6 de diciembre de 2015

Lo mejor de la semana dividendo 49 - 2015

lo mejor de la semana dividendo - dondividendo 49-2015
Disculpad el retraso de la entrada de hoy. Estoy pachucho y no tenía fuerzas para terminar la entrada. Una leve mejoría me ha permitido cerrarla. Espero que os guste.

Mientras en España estamos inmersos en la campaña electoral y se suceden promesas y más promesas que suelen quedar en el olvido en cuanto se toma posesión de cargo, Mario Draghi se encargó de agitar los mercados con unas palabras que no surtieron el efecto al que nos tiene acostumbrado.
 
De la misma manera que cuando uno va al cine a ver una película de la que todo el mundo habla muy bien y finalmente no nos gusta... eso es lo que más o menos ha pasado: El conjunto del mercado tenía unas expectativas muy altas, al fin y al cabo, Draghi no se había cansado de repetir que haría lo que tuviera que hacer y sin embargo, finalmente, ha hecho lo que ha podido y aun no siendo poco, ya que la extensión de la compras hasta Marzo de 2017 garantiza en cierta forma gasolina para los mercados durante los próximos 15 ó 16 meses, no ha parecido suficiente a la mayoría inversora que ha decidido recoger beneficios.
 
Aunque las oscilaciones bruscas en los precios suelen preocupar a la mayoría, tenemos que buscar la forma de aislarnos de las mismas. Si tomamos distancia y miramos el mercado vemos que en realidad no hay cambios de calado que vayan a alterar los resultados empresariales (aunque hay excepciones, como en el caso del petróleo: La OPEP ha perdido buena parte del poder que tenía antaño y cada país va por su lado, lo que acaba provocando un exceso de producción y esto es una garantía de precios bajos durante más tiempo y como consecuencia última, las petroleras vuelven a resentirse).
 
En España, en los últimos días ACS ha sido fuertemente castigada, al principio pensé que podría ser por la continuidad de las ventas de Alba, que sigue saliendo del valor mientras siguen aumentando su presencia en Viscofan y BME, pero la caída era excesiva y la realidad era otra: el fundador del hedge fund Bodenholm Capital del que creo casi nadie tenía noticias anteriormente, Per Johansson, por cierto, posicionado corto en el valor, acusa a ACS de irregularidades contables, problemas en la ejecución de proyectos, pasivos ocultos,... claro, todo esto sin aportar ningún dato. ACS ha anunciado acciones legales en su contra como es normal. Pero la acción no ha podido soportar la presión y se ha resentido.
 
Cuando se realizan acusaciones de este tipo hay que estar bastante seguro de lo que se dice y tener algún tipo de pruebas, así que tendremos que estar atentos a la evolución futura de esta historia, pero a priori, parece más bien una actuación especulativa de la que no deberíamos preocuparnos excesivamente y que más bien podríamos aprovechar para aumentar la posición en la compañía que tiene en mi opinión un buen presente y un mejor futuro por delante (Siempre y cuando las cifras presentadas sean ciertas, claro, si no nos creemos estas cifras apaga y vámonos).
 
Si me permitís un inciso, Deloitte lleva más de 20 años auditando a ACS, pero también a BBVA, Acciona, OHL, Repsol, FCC, Santander, y aunque en un menor número de años también audita a Ebro, Bankinter, Enagás, Ferrovial,... pero también KPMG lleva más de 20 años con Indra, Grifols y DIA, y PwC es el auditor de Popular, Sabadell y Gas Natural también durante más de 20 años. Aunque comprendo la reticencia de las compañías a cambiar de auditor ya que una auditoría requiere conocer muy bien cómo funciona el negocio y se emplea mucho tiempo en este trabajo, a mi no me gusta que las empresas tengan siempre a la misma compañía auditora no por el riesgo, que no digo que no exista, de que se relaje alguna cifra, sino porque cambiar de auditora con cierta frecuencia puede ofrecer a las compañías distintos puntos de vista y les puede aportar nuevas experiencias de las que podría aprovecharse y de paso se evitan riesgos innecesarios.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...