domingo, 30 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 43 - 2016

Lectura de Dividendos en Halloween

Esta semana ha estado plagada de resultados empresariales y comentaremos alguna de ellos luego en otro memento, pero no podía dejar pasar las noticias presentadas referentes a la nueva política de retribución al accionista de Telefónica para los años siguientes.
 
La prensa, ha simplificado y catalogado la nueva política de dividendo como un recorte. Veamos si está en lo cierto: 

domingo, 23 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 42 - 2016

lo mejor de la semana dividendo DonDividendo 42-2016

Los fierecillas de la casa han tenido la amabilidad de regalarme unos días de fiebre y dolor de garganta que requiere de antibióticos. Cosas de hijos y padres, ya sabéis. Ellos ya están como si nada tras unos cuantos días regular, pero yo estoy fundido. Como es habitual en mi caso, aguanto más o menos lúcido toda la semana para acabar el viernes en cama tras salir del trabajo, pasando un fin de semana penoso, con el deseo de recuperarme lo suficiente para ir el lunes algo renqueante al siempre cambiante día a día laboral.
 
Así que en la condición actual, hoy escribo una entrada mucho más corta de lo que me gustaría, por lo que a pesar de que esta semana se ha puesto de moda, casi de repente, el dudoso futuro de las pensiones, las propuestas para abordar el agotamiento de la hucha de las pensiones a finales del año próximo, la fiscalidad de los planes de pensiones y algunos temas de los que venimos hablando aquí desde hace años, algo que me tienta, me conformo hoy con dar un repaso al interesante resultado de Bankinter

sábado, 15 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 41 - 2016

lo mejor de la semana dividendo DonDividendo 41-2016
La semana pasada no pude ni sentarme frente al ordenador, disculpadme por faltar a mi cita con todos vosotros. Intento retomar las buenas costumbres, pero ya os aviso que cada vez me resulta más complicado sacar tiempo para escribir algo de lo que pueda estar satisfecho.
 
Esta semana, nos movemos entre noticias de corrupción de la mano de un Correa muy hablador, un día de desfile y un sin fin de artículos contra la deuda de Telefónica que avisan del riesgo del dividendo de la operadora. Mientras tanto en EE.UU. teníamos otro debate entre D. Trump y H. Clinton, donde milagrosamente y por enésima vez, Trump salía vivo. Y es que como dice un amigo que vive en EE.UU., si estos dos candidatos son lo mejor que hay para dirigir el país, es como para tener miedo.
 
Recientemente conocíamos los resultados de Zardoya Otis, que presentaba las cifras del tercer trimestre: 

sábado, 1 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 39 - 2016

lo mejor de la semana dondividendo 39-2016
Interesante el debate de la pasada semana en los comentarios de la entrada. Ya sabía que ocurriría, y eso es fenomenal, ya que muestra mucho de los lectores de este humilde blog. Muchas gracias por aportar tanto a él.
 
En mi opinión, el Sr. Buffet es el mejor inversor de todos los tiempos y nos ha dejado grandes frases a lo largo de su carrera y sin duda, de él podemos aprender mucho, pero mucho más de cómo actúa que de lo que dice.
 
En artículos anteriores yo mismo he defendido la importancia del crecimiento del dividendo en contraposición de partir de un dividendo alto inicial que no crece. Es indudable que a largo plazo el dividendo creciente vence por goleada al dividendo que aún siendo alto inicialmente no crece o lo hace a menor ritmo del deseado.
 
La dificultad está en encontrar empresas al precio adecuado para compensar una excesivamente baja rentabilidad inicial que puede hacer que el dividendo tarde demasiado en dar un buen fruto y que no disfrutemos de las ventajas del interés compuesto o que lo hagamos demasiado tarde. Esta debe ser nuestra labor. Recordad que queremos vivir del dividendo, no que nuestros nietos vivan de él (que lo harán…).
 
Si compramos compañías que llevan 10 años creciendo al 10-15% y pensamos que van a seguir creciendo a ese ritmo los próximos 10-20 años (en promedio, no necesariamente todos los años), queda claro que invertir en estas empresas merece la pena pagar un sobreprecio y probablemente sea necesario hacerlo ya que lo mismo que vemos nosotros lo habrá visto mucha gente y por lo tanto el precio de las acciones tenderá a ser más alto del normal.
 
Pero si no tenemos tan claro que la tasa de crecimiento va a ser tan alta o tan duradera, aún tratándose de una gran compañía creo que el movimiento adecuado es comprarla con cierto margen de seguridad y esto supone comprarla cuando nos ofrezca una valoración más atractiva.
 
Os puse el ejemplo de Inditex, porque como bien decís, lo está haciendo muy bien desde que salió al mercado, crece a buen ritmo tanto en ingresos, caja, dividendos, etc., pero sinceramente creo que el mercado la valora no sólo como si fuera a seguir creciendo como hasta ahora los próximos años, sino como si fuera a hacerlo más y mejor todavía que lo que ya lo hace. Yo aún pensando que la compañía va a ir bien, creo más prudente asumir un menor ritmo de crecimiento y eso me llevaría a pagar por ella un PER de 20 (que ya asume un nivel de crecimiento muy aceptable). De esta forma, me podría permitir que la compañía no incrementara el dividendo al ritmo actual sino a uno más moderado, porque estaría partiendo de un dividendo mayor inicial (Y estoy hablado de que a fecha de hoy, un PER 20 o incluso PER 25, implicaría un precio aproximadamente de 20€-25€, esto es, un dividendo inicial de un 2,4-3%, nada del otro mundo, pero aceptable bajo mis criterios).
 
Se dice que los bajos tipos de interés y el bajo rendimiento de los bonos hace que las valoraciones que anteriormente suponían un PER 15 como precio justo han elevado el rango de "justicia" hasta el PER 20 o incluso algo más.
 
Yo creo que si bien es cierto que los mecanismos de inyección de capital tanto de la FED como del BCE son inéditos en la historia al menos al nivel de importancia actual, la máquina de imprimir dinero no tiene ni tinta ni papel por tiempo infinito, por lo que la vuelta a la "normalidad" es cuestión de tiempo. Eso implicará que un PER 20 será un PER elevado, y un PER 33 como el de Inditex (aproximadamente) sólo es sostenible por una empresa en modo start-up, algo muy alejado de lo que es Inditex que es la mayor empresa por capitalización de España.
 
¿Estoy diciendo que Inditex bajará?. Aunque yo creo que sí, que lo hará, no tiene porque hacerlo y puede comprimir su PER a lo largo de los próximos años subiendo sus beneficios mientras se mantiene en un lateral en busca de una valoración más ajustada.
 
No sólo no sé adivinar el futuro, sino que no creo que pueda hacerse, así que como siempre me gusta repetir, que cada cual tome sus propias decisiones. Yo por mi parte, y como no las tengo todas conmigo, me marqué hace un tiempo un PER 25 de Inditex para empezar a comprar y me mantengo en mis trece. Si me estoy equivocando, estaré dejando pasar un magnífico valor. No espero acertar en todas mis decisiones de inversión. Sólo espero equivocarme las menos veces que sean posibles.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

domingo, 25 de septiembre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 38 - 2016

mejor de la semana dividendo 39-2016 don dividendo
La inversión en dividendo tiene un base bastante sencilla.
 
A grandes rasgos, hay que invertir en empresas sólidas que paguen dividendos. Los dividendos deben ser crecientes con el tiempo y el crecimiento de dicho dividendo debe superar a la inflación.
 
De esta forma, invirtiendo en este tipo de compañías obtendríamos un flujo de dinero creciente con el tiempo que no sólo nos protegería de la inflación sino que nos haría cada vez más ricos.
 
Por lo general, las compañías que pagan dividendos de este tipo lo hacen con el dinero que no necesitan para seguir creciendo y por lo tanto su forma de operación forma un círculo virtuoso que le permite continuar así mucho tiempo.
 
Una teoría sencilla, pero no tan fácil de llevar a cabo:
Para empezar, para invertir hay que tener capital,
así que antes de invertir o mejor dicho, mientras se invierte hay que ahorrar. Para obtener ahorro, tenemos que trabajar y gastar menos de lo que ganamos y como todos sabemos esto no es fácil, el dinero de cae de los árboles, hay que "currárselo" mucho y gastar es mucho más fácil. Por esto recomiendo algo que hemos leído tantas veces y creo que es bueno recordarlo: Págate primero a ti mismo. Si nada más cobrar envías parte de tus ingresos a la cuenta dedicada a inversión, en muchas ocasiones de forma casi milagrosa, con el resto del dinero disponible se puede vivir perfectamente y sin sensación de agobio (bueno, el primer y el segundo mes puede que sí, pero a medio plazo los gastos se ajustan casi inconscientemente al capital disponible).
 
Por otro lado, si invertimos en un momento poco adecuado, aún en la compañía correcta, los retornos que obtengamos de nuestra inversión pueden ser mediocres o incluso malos. Esto se debe a que el precio de las acciones no refleja de forma habitual el valor de la empresa, sino lo que el mercado está dispuesto a pagar por ella (en base a previsiones, modas, sensaciones, etc.) y si compramos una empresa cuando está sobrevalorada, aún siendo buena empresa, estaríamos posiblemente comprando valores con una rentabilidad por dividendo demasiado baja como para que el crecimiento de la empresa a lo largo de los años haga que el retorno que obtengamos sea lo suficientemente atractivo como para lo que veamos nosotros. No nos olvidemos que si queremos vivir del dividendo, tenemos que estar vivos para ver los retornos que hemos conseguido y si compramos una compañía que ofrece un 2% de rentabilidad que crece beneficios al 10% anual, tardaremos 10 años en obtener un 5% de rentabilidad sobre nuestra inversión inicial (mientras han pasado esos 10 años la inflación ha tenido su crecimiento y en realidad ese 5% es realmente un 4,3%). Este es el caso, en mi opinión, de Inditex actualmente. Una empresa enorme, que crece, con proyección, que paga dividendo, pero que creo está muy cara (suele estarlo), pero que también ha dado oportunidades de compra en el pasado y que volverá a dar en el futuro. Si compramos ahora la compañía a PER estimado para cierre de 2016 de 31-32, obtenemos una rentabilidad del 1,82% y aunque el año pasado incrementó su dividendo en un 15%, es más lógico esperar crecimiento del dividendo futuro cercano al crecimiento de su beneficio neto (sobre el 10%), por lo que comprarla a precio actual podría suponer un retorno mediocre (ojo, no digo malo) en los próximos 10-15 años.
 
¿Estoy apuntando a compañías de alto dividendo para este tipo de inversión? No. En su momento (hace años) decidí fijar el mínimo de dividendo en el 2,5%, porque considero que obtener rentabilidad vía dividendos partiendo de una cifra inferior está al alcance de muy pocas empresas. Esto no quita que en alguna ocasión pueda comprar una compañía que rente menos de este importe, pero lo haría con una posición menor de las habituales para minimizar el riesgo antes una inversión exclusivamente basada en crecimiento. Compañías de este tipo podrían ser Gilead, Starbucks, Visa (valores que no descarto en mi cartera el año próximo después de un análisis más profundo).
 
Por lo general un dividendo alto apunta a compañías en dificultades y comprar compañías que pasan por una situación transitoria difícil puede ser una fuente de grandes retornos (tanto en forma de dividendos como en forma de revalorizaciones).
 
Pero lo más frecuente será comprar acciones con dividendos comprendidos entre el 2,5% y 3,5% y confiar (vigilantes) de la buena evolución de la cartera y de los dividendos recibidos.
 
Es por esto, por lo que circunstancias actuales con numerosas compañías en nuestro Ibex rentando sobradamente más del 3,5% me parecen circunstancias excepcionales para inversión. En el Semáforo encontráis mis favoritos.
 
Dificultades hay muchas más, y eso sin contar con la posibilidad de errores en nuestros análisis, incluso casos tipo Bankia, Gowex, Pescanova, Abengoa (mezclo aquí un poco de todo, no siento todo igual, desde luego). Pero creo que los beneficios de esta forma de inversión supera con creces los riesgos.
 
Aunque creo que la inversión en dividendos es realizable por una gran mayoría de personas sin necesidad de comenzar con unos grandes conocimientos, no puedo dejar de comentar la necesidad de paciencia y perseverancia además de un buen grado de fortaleza y cuando digo fortaleza me refiero a confianza en lo que se está haciendo. A esto contribuye el estudio y la humildad de aprender de todo aquel que tiene algo que aportar.
 
Nadie nace sabiendo y creo sinceramente que de todo el mundo hay algo que se puede aprender, por lo tanto, entando de escuchar vuestras opiniones.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

sábado, 17 de septiembre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 37 - 2016

Lectura semana don dividendo 37-2016
Es algo bastante repetitivo. Cuando todo el mundo tiene claro que la bolsa va en una dirección clara próximamente (hace bien poco todo el mundo pensábamos que subiría: analistas, periodistas, blogueros, el vecino del quinto, etc.). La realidad toma el control y la bolsa hace justo lo contrario.
 
No, no estoy defendiendo un método de inversión basado en la opinión contraria, pero hay que tener claro que la unanimidad en bolsa no facilita la ganancias a corto plazo. Si todo el mundo es de la misma opinión, no se puede ganar dinero comprando y vendiendo, así que nadie se sorprenda por esta bajada o por futuras bajadas. Esto es bolsa y si fuera sencillo adivinar la el sentido de los próximos movimientos, todo el mundo podría hacerlo y si todo el mundo sabe lo que va a pasar, no se ganaría dinero.
 
La ventaja del inversor en dividendo a este respecto es muy grande: No sólo nos libramos del estrés de vigilar al milímetro las cotizaciones (algo que los inversores de Buy and Hold también se libran al realizar valoraciones a largo plazo) sino que además nuestra forma de inversión nos permite comprar cuando consideramos que el precio es justo, porque puede que no consigamos una grandísima revalorización en el futuro con estas acciones, pero sí unas grandes rentas, que es lo que más nos interesa.
 
Los inversores más noveles siempre hablan (después de cierto estudio, todo hay que decirlo) que lo más importante es el retorno total de la inversión. Yo mismo lo he dicho. Pero el tiempo es un gran maestro (si se presta atención a lo que sucede a tu alrededor, claro) y sin despreciar el crecimiento de la capitalización de una cartera de inversión, este es un factor secundario, sobre todo, cuando se tiene en cuenta que lo que queremos es no vender, y por lo tanto, es el crecimiento del dividendo y el importe total de los mismos que recibimos lo que más nos importa y aquello que más debemos vigilar.
 
Si las acciones que tenemos en cartera suben o bajan, eso es algo secundario (siempre vigilantes de cambios de escenario que podrían hacer que las acciones que tengamos dejen de ser válidas para nuestra forma de inversión). Si la acción sube con fuerza, bien, compraremos en los retrocesos si el retorno esperado de la nueva inversión es atractivo. Si la acción baja, pues de igual forma, compraremos si el retorno esperado de la nueva inversión es atractivo. Así de sencillo. La compra o no compra no está supeditada al precio de la acción sino al retorno esperado a largo plazo de la inversión.
 
Sería erróneo por mi parte obviar que cuanto más bajo sea el precio al que se puede comprar una acción, mejor, pero no es tan importante el precio, sino comprar al precio que nos ofrezca un futuro suficientemente brillante en nuestra inversión. Como norma general, comprar una acción con un PER 9 tendrá el potencial de ser más rentable a largo plazo que una acción con un PER 15.
 
Pero esta norma no es 100% eficaz. Como ninguna norma en bolsa. El ejemplo más sencillo está en las empresas cíclicas, que también por norma habitual, es justamente cuando tienen un PER alto cuando realmente están más baratas. La razón de esta aparente contradicción es que el PER funciona sobre todo para las empresas que presentan beneficios crecientes, pero las empresas cíclicas tienen grandes oscilaciones en los beneficios y por lo tanto, cuando están dando pocos beneficios, presentan un PER alto, claro indicativo de fase baja de ciclo, por lo que desde esta fase del ciclo es más probable el inicio de una recuperación y por lo tanto un aumento importante de BPA, contracción de PER y aumento de dividendo en el futuro, haciendo la inversión con PER alto el momento idóneo de compra.
 
Perdón, que me desvío del tema: Como os decía al inicio de este artículo, aparentemente íbamos a subir claramente en España, mientras que EE.UU. parecía que podría corregir. 

Una vez más pasa justo al contrario. Y esto es como un pez que se muerde la cola,... ahora parece que nos vamos nuevamente a los infiernos en España y que EE.UU. sólo sabe recortar para coger más fuerza.
 
Pues yo insisto, la artificial diferencia existente entre EE.UU. y Europa (particularizo ahora para España) se debe corregir. No creo que totalmente ni de forma inmediate, pero sí a medio plazo.

EE.UU. crece mucho más que España, su economía es más dinámica, sus empresas innovadoras, están en los sectores tradicionales pero también en los nuevos como cabeza del mundo. Pero no es normal que mientras España está a más de un 40% de distancia de los máximos históricos de 2007, el S&P500 se encuentra un 40% por encima de su valoración de esa misma fecha.
 
Aunque es cierto que si nos fijamos en la diferencia entre el S&P500 y el Ibex35 entre los años 2000 y 2007 (últimos dos máximos relevantes de largo plazo, coincidentes con los cenit de la burbuja punto-com y la bancaria-inmobiliaria), entre estos puntos el Ibex estaba en 2007 un 23% por encima de sus precios en el año 2000, mientras que el S&P500 en el año 2007 sólo llegó  a los mismos valores que en la burbuja del año 2000.
 
La regularización de estos diferenciales llegará, o bien mediante una fuerte bajada de EE.UU. o mediante una fuerte subida de España (Europa) o mediante una combinación más suave de estas dos circunstancias. ¿Cuándo pasará?. No tengo ni idea, pero sí creo que pasará y me estoy preparando para ello.
 
Sigo guardando, poco a poco para comprar valores norteamericanos que son de mucho interés al ser comprados en el momento adecuado (MO, KO, PEP, AFL, PG, JNJ, 3M, etc.). Mientras tanto, a seguir acumulando con cada oportunidad en valores Españoles, donde actualmente veo a la gran banca (BBVA y SAN) como grandes oportunidades de largo plazo, tanto para dividendo como para quien busque una revalorización.
 
Ojo, recordad que esto mi opinión y lo que sirve para mi puede que no sirva para vosotros, eso sin contar con que puedo estar equivocado completamente, por lo que ruego que cada cual realice sus propias valoraciones y actúe en consecuencia en función de sus propias decisiones.
 
Cambiando de tercio: Esta semana no he podido dedicar tiempo a leer la prensa ni a realizar el más mínimo seguimiento de las empresas que tengo en cartera ni sobre aquellas en las que tengo cierto interés a pesar de no estar en cartera. A lo largo del fin de semana, a ratos, voy a intentar ponerme al día, por lo que no puedo comentar noticas de la semana. Espero volver a la normalidad la próxima semana.
 
A pesar de esta desatención, voy a seguir cobrando los mismos dividendos, bueno, un poco más, porque Philip Morris ha tenido a bien subir casi un 2% su dividendo. Un escaso aumento (y ya van dos años consecutivos con subidas de 2 céntimos en su dividendo trimestral, que deja un dividendo de 4,16$ anuales) motivado por la continuidad de la fortaleza del dólar. Con seguridad, vendrán tiempos mejores en esta gran empresa, que sigue mimando al accionista.
 
En el siguiente enlace, podéis ver los próximos dividendos hasta final de año (según se ha publicado).
 
Espero que os guste esta entrada y recordad suscribiros al blog mediante E-mail, Facebook o Twitter. Se agradecen ReTwitts y sus variantes en facebook, menéame u otras redes sociales.
Saludos

sábado, 10 de septiembre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 36 - 2016

 
lo mejor de la semana dividendo 36 -2016
Semana de sube y baja en el Ibex35, donde lunes, miércoles y jueves la bolsa subía con cierto ánimo, mientras que el martes y especialmente el viernes bajaba con claridad, dejando el balance semanal positivo de algo más del 1,3% y salvando los 9.000.
 
Fuera de nuestras fronteras, quiero destacar el S&P500, que estuvo tonteando con los máximos un par de días para acabar cayendo con fuerza el viernes un 2,39%.
 
Aquellos que como yo tengan una lista de valores en vigilancia para comprar cuando se encuentren a los precios que nos resultan de interés, nos vamos quedando sin valores conforme se producen estas subidas. Por favor, recordad que la lista anterior es sólo de carácter ilustrativa, a modo de ejemplo y no supone ninguna recomendación.
 
Es de gran importancia realizar una revisión y actualización de esta lista (yo la hago aproximadamente de forma trimestral, a la vez que actualizo el semáforo), para ir adaptando las valoraciones, que en ocasiones consciente y en otras inconscientemente incluyen también los "deseos", a la realidad que define la situación presente y futura de cada compañía.
 
Aunque en mi opinión estamos mucho más cerca de la parte baja de valoración de la mayoría de las compañías (no de todas, que algunas se encuentran en máximos), nos resulta más difícil tomar la decisión de comprar cuando hace relativamente poco veíamos los mismos valores a precios más atractivos.
 
No deberíamos dejarnos embaucar por la avaricia y dejar de comprar porque no vemos "gangas" en el mercado. Estaríamos cayendo en el error de perdernos demasiado camino de subida en las acciones o incluso podrían darse recortes en el futuro, pero aún por encima de los precios actuales.
 
Nosotros, los pequeños pececitos no tenemos un flujo inagotable de dinero para invertir (nadie lo tiene), por lo que aún esforzándonos en guardar un remanente para aprovechar caídas del mercado, cuadrar la disponibilidad de efectivo con los mejores momentos de inversión supone un coste de oportunidad que no hay que despreciar.
 
El inversor en bolsa, ya no está tan mal visto, hay multitud de webs nacionales que hablan de la inversión en bolsa, algunas mediante análisis técnico, otras son de inversión valor, de Buy&hold, de inversión en dividendos, pero aún con todo, somos dentro del país una minoría que ha crecido al calor de los bajos tipos de interés que han obligado en cierta forma al ahorrador tradicional (generalmente en depósitos) a buscar vías alternativas de inversión.
 
Además, a estos tenemos que sumar que el negocio algo más cotidiano, el inmobiliario, aquel de "compra un piso, casa o terrero que siempre lo tendrás ahí y no perderás dinero" se esfumó con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, nos encontramos con un buen número de personas, que con capital dispuesto para invertir.
 
Se escuchan nuevamente cantos que apuntan hacia un aumento de precios importante en el sector inmobiliario, algo que si bien por zonas puede ser cierto, no termino de entender de forma generalizada. El stock de viviendas sigue siendo alto y la demografía no acompaña, por lo que no sé quién va a ocupar toda la vivienda que hay desocupada, salvo que "el que pueda" o "se crea" estos aumentos, utilice el sector de modo inversor, pensando no en los próximos 2 o 3 años, sino en los próximos 15-20 años. Algo desde mi humilde punto de vista mucho más arriesgado que poner todo el dinero en acciones de BBVA o del Santander.
 
¿Por qué hablo de estas dos entidades?. Pues porque considero que son los dos valores con más posibilidades de sorprender a la mayoría del mercado a nivel de beneficios. Los bancos son difíciles de analizar, sus balances son muy maleables, por lo variable de los criterios de contabilización, saneamientos encadenamos año tras años, necesidades variables de capital en función del tiempo y criterio de Europa, etc. Pero año tras año (casi todos) acaban ganando dinero, adaptando sus negocios a una reglas, en mi opinión actualmente en exceso exigentes que acabaran en algún momento volviendo a la normalidad.
 
Ciertamente los bancos están en un proceso de modernización y puede que cambio generacional, pero no cabe duda que la banca española después del esfuerzo de concentración realizado, reduciendo el número de nombres fortísimamente, continúa ahora con la optimización de la red (cerrará oficinas) y a medio plazo, a poco que internacionalmente repliquen sus métodos de trabajo, disminuyan los extraordinarios (saneamientos/reservas, etc.) y la economía adquiera cierta inercia, nos darán alegrías en forma de aumento de resultados, que suelen ir acompañado de revalorizaciones de precio en bolsa y de aumento de dividendos.
 
Mis favoritos, los de siempre: Santander, BBVA y Bankinter (este último con menor margen de subida). Si tengo que sumar otro nombre a esta lista añadiría a Sabadell por su compra de TSB a Lloyds, pero esta es algo más arriesgada.
 
Ahora, especialmente BBVA y Santander, que han subido más del 30% desde finales de Junio en los que todos los medios catalogan de un "verano tranquilo", nos parecen caros. Nada más lejos de la realidad. Estos valores están muy lejos de su valor contable, un parámetro que actualmente me parece muy interesante para evaluar si el precio del banco en cuestión es adecuado o no. A unos años vista, cuando BBVA y Santander coticen a 1,5 o 2 veces su valor contable y estén ganando mucho más dinero que ahora, nos arrepentiremos por no haber comprado a los precios actuales. Asumiendo que el valor contable es real y no ficticio. Si pensamos eso, mejor poner el dinero debajo de una piedra.
 
Dicho esto, recordad, no hay que poner todos los huevos en la misma cesta. Si estás muy cargado de Santander, yo diversificaría comprando BBVA y viceversa. Pero no me hagáis caso, esto es sólo mi opinión y como siempre os digo, no sólo puedo estar equivocado, sino que además, lo que es bueno para mí, no necesariamente tiene porqué ser bueno para otro.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:

sábado, 3 de septiembre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 35 - 2016

 
Semana alcista, con un selectivo que ha dejado atrás el resultado del referéndum británico y ha decidido romper al alza con la línea bajista contra la que ha chocado en anteriores ocasiones y que comenzó a describir a finales de abril.
 
IBEX35 Index_DonDividendo_09_2016
 
En el gráfico anterior de largo plazo del Ibex35 parece vislumbrarse un posible suelo que podría ser el inicio de una fuerte subida ya que nace tras un recorte de algo más de 61,8% de la onda descrita desde los mínimos de verano de 2012 y que acabó al enfrentarse con la bajista azul, también en verano, del año 2015.

Desde entonces, hemos estado en un mercado bajista durante el cual hemos podido comprar buenos valores a buenos previos y que técnicamente podríamos estar rompiendo. La confirmación de la ruptura vendría dada con la superación en primer lugar de los máximos recientes alrededor de los 9.400 puntos y sobre todo con el cierre de un hueco semanal importante que está en 9.533 puntos.

El camino ascendentes está plagado de resistencias. Las ya citadas (precedidas de los 9.000), la media de 150 semanas (sobre los 9.700), los 10.000, los 10.650, y luego las zonas de máximos y resistencias formadas por la bajista azul.

A todas estas resistencias se les suma, la continuidad de la incertidumbre política en España, unas elecciones en EE.UU., una posible subida de tipos por parte de la FED, la solicitud formal de la desconexión británica de la Unión europea y la incertidumbre en los precios del petróleo.

Así que a ver, quien es el o la valiente que se moja y se atreve a predecir el futuro. Yo desde luego, voy a seguir actuando como os comenté: Sigo guardando un poquito para una posible caída norteamericana y mientras tanto sigo comprando valores en España que considero a buenos precios. Con las últimas subidas cada vez son menos los valores que se pueden considerar como buenos precios, pero los hay (BBVA, BME y ZOT son ejemplos todavía claros).

No sabemos ni cuándo ni cuánto recortará EE.UU., pero cuando lo haga no me imagino a Europa subiendo mientras EE.UU. corrige, así que el escenario alcista o muy alcista que podría estar dibujando nuestro IBEX tiene más puntos en contra que a favor, lo cual no quita que lo traders no puedan jugar y disfrutar de buenas revalorizaciones (la zona de resistencia definida por la línea descendente azul está a un 25% de subida respecto de los precios actuales), por lo que aún con todo, el potencial de revalorización de bolsa es más que notable.

Elucubraciones gráficas a un lado, ahora tenemos la sensación agridulce de ver como el valor de nuestra cartera aumenta (y eso en el subconsciente afecta), a la vez que también vemos como aquellas empresas que queríamos comprar van subiendo de precio sus acciones y se nos van yendo. Ante esto, tranquilidad, rara vez el mercado sube en vertical sin dar oportunidad de cazar acciones en los más que seguros retrocesos que tendremos de aquí a futuro y todo esto contando con que el escenario alcista planteado fuera a producirse de forma rápida.

Si por el contrario, nos encontramos que esta aparente rotura de la bajista, no es más que para ponerse lateral (algo más posible, sobre todo si EE.UU. recorta o se pone también lateral), seguro que vamos a tener lo que ya pedía hace unos años, un periodo de bolsa sin tendencia clara donde poder comprar en los descensos poco a poco. Y esto es así, porque el dinero no surge de la nada y cuesta mucho trabajo ganarlo, y no digamos ya, ahorrarlo para invertir, así que considero este el escenario ideal en el que poder reconducir los ahorros conforme se disponen de ellos.

A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:

lunes, 29 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 34 - 2016

 
Lectura semana DonDividendo 34-2016
Se acaba Agosto, sí, el tiempo no se detiene por mucho que queramos prolongar un verano del que cada vez nos quedan menos días.
 
Aunque es algo pronto para decirlo, con la llegada de Septiembre, los vendedores de picos y palas se ponen las pilas para vender sus recomendaciones para el cierre del trimestre y posicionamiento para el próximo trimestre. Esto suele favorecer cierto espíritu alcista a las bolsas a finales de septiembre, para animar al personal a comprar. Este pequeño rally de septiembre suele ser de menor fuerza que del rally de Navidad, pero este año viene acompañado del empuje que supone el ciclo electoral Norteamericano que culmina el 8 de Noviembre en la jornada de voto, por lo que no es de extrañar que nos depare alguna que otra sorpresita.
 
Sin tener que obsesionarnos por comprar en mínimos para garantizar el éxito de nuestra estrategia de inversión, los inversores en dividendo no nos preocupamos especialmente de estos fenómenos. Eso sí, conocerlos hay que conocerlos, a nadie le amarga un dulce y si podemos comprar más barato, esto nos permite comprar más acciones de las que posteriormente beneficiarnos de sus retribuciones a accionistas (dividendos).
 
Cuando Buffet nos dice que le gusta ver como las compañías que compra languidecen en bolsa los próximos 4 o 5 años desde que realiza su entrada en el valor, la gente se extraña. Su fuerte exposición a IBM ha sido muy criticada por el comportamiento de la acción durante los últimos años, pero pacientemente, durante estos años ha recibido buenos dividendos y además ha ido incrementando exposición en IBM, un dinosaurio que sigue generando ingentes cantidades de dinero que sin duda Buffet y su equipo sabe rentabilizar muy bien. Veamos unas cifras que se obtienen fácilmente de las cartas anuales de buffet a los que he añadido la columna de dividendos recibidos.

Fecha
Nº de títulos
Inversión acumulada (Mn$)
Precio medio
Dividendo del año siguiente ($)
Dividendos brutos (Mn$)
31/12/2011
63.905.931
$10.856
$169,87
3,3
$210,8
31/12/2012
68.115.484
$11.680
$171,47
3,7
$252,0
31/12/2013
68.121.984
$11.681
$171,47
4,25
$289,5
31/12/2014
76.971.817
$13.157
$170,93
5
$384,8
31/12/2015
81.033.450
$13.791
$170,19
5,5
$445,6
 
El precio actual de los más de 81 Mn de títulos de IBM que tiene Berkshire es en el mercado de 12.870 Mn$ (casi 1.00 Mn$ menos de lo pagado por las acciones), sin embargo, en estos cinco años, mientras Buffet seguía tranquilamente acumulando acciones de IBM ha recibido un dividendo de 1.582 Mn€.
 
Sí, es cierto, no he contabilizado los impuestos, pero aún con ellos, Berkshire sale ganando con la inversión en IBM y lo que es más que probable, seguirá ganando durante muchos años porque el dividendo va a seguir subiendo mientras IBM se reestructura.
 
Aunque Buffet tiene siempre, como él dice, su arma preparada para cazar elefantes, gracias a la gran capacidad de generación de caja que tiene Berkshire Hathaway, la entrada en IBM fue muy fuerte de inicio, pero en durante los siguientes cinco años tras su entrada inicial ha ido aumentando de forma que su posición a fecha de fin de 2015 era más de un 25% superior, lo que demuestra la confianza en un valor a pesar de no haberse comportado en bolsa como a la mayoría de los inversores les gusta que lo hagan sus posiciones (subiendo).
 
Es cierto, sienta bien al orgullo, poder decir que el precio de las acciones que ayer compré a 10 es ahora de 20 y que he "ganado" un 100% de mi inversión, pero seguramente esa revalorización provoque tentaciones de vender un valor antes de lo debido, es por eso, por lo que no me suelo fijar en el porcentaje de revalorización de una acción en particular, sino en otro parámetro, que es el número de años que tardaría en lograr vía dividendos el importe de la revalorización de un título.
 
Personalmente ya sabéis que, de forma general, creo que el mejor momento de vender una acción de una gran empresa es "nunca", pero también sabéis que yo mismo he vendido acciones con grandes revalorizaciones, no porque pensara que la empresa fuera a ir mal, sino porque pensaba que el valor que obtendría en dividendos de ella en los próximos 30-40 años no iba a compensar la revalorización que habría obtenido de ella vendiendo las acciones. En mi hoja de seguimiento de cartera (ejemplo en Control de Cartera en Utilidades) tengo un parámetro indicador que llamo sobrevalor en el que divido el importe que se ha revalorizado la inversión en un título entre el dividendo bruto anual que obtengo de esos títulos.
 
Cuando el indicador sobrevalor supera los 40, no es venta inmediata entre otros motivos, porque no contempla el crecimiento futuro del dividendo, para mí es un indicativo que me lleva a revisar en detalle el crecimiento esperado de los próximos años de esta compañía y hago un ajuste más fino para estimar cuantos años tardaría en conseguir el importe de la revalorización de los títulos vía dividendos (Si mal no recuerdo mis ventas de Walgreens las hice con el indicador sobrevalor en algo más de 46 años).
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana (pocas en esta ocasión), pero espero que sean de vuestro interés:

domingo, 21 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 33 - 2016


La pasada semana os presentaba la actualización del Semáforo de dividendos tras los resultados del primer semestre de la mayoría de las compañías. Es normal esperar a algunas compañías, como Inditex, que tienen un calendario diferente del más frecuente en bolsa, pero otras, como ENCE me ha llamado la atención porque suele presentar resultados del semestre antes de Agosto y en esta ocasión no ha ocurrido (espero que no sea mala señal para sus accionistas) aunque en bolsa no se está comportando demasiado bien últimamente.
 
En el Semáforo no están todas las compañías que son adecuadas para la inversión en dividendos y con total probabilidad no coincidiremos, no en una, sino en muchas de mis opiniones. Pero esto es algo normal y yo diría que hasta bueno, puesto que la diversidad de opiniones en bolsa (entre otras cosas) favorece el movimiento del precio de las acciones y nos permite a unos y a otros comprar acciones a mejores precios.
 
Existe la tendencia, soy el primero en caer en ella, de intentar adivinar el siguiente o los siguientes movimientos del mercado. Ya sea bien mediante el "sentimiento", o la "intuición", dos armas muy peligrosas a la hora de invertir, o bien con el análisis de la situación económica local y global o yendo más al detalle mediante el cuidadoso estudio de las cuentas de una compañía o con sesudos análisis de las tendencias que describen los gráficos.
 
Yo personalmente he caído en todas estas circunstancias. Ejemplos antiguos y no tan antiguos de esto son: "EE.UU. lleva tanto tiempo subiendo que en algún momento tiene que caer", "la economía Española no acompaña, el paro está por las nubes, la bolsa tiene pinta de seguir cayendo", "después de rebotar en la línea de tendencia alcista tiene pinta de ir a buscar máximos".
 
Los que me leéis con cierta frecuencia sabéis que utilizo, o mejor dicho, intento utilizar el análisis de los datos que proporcionan las compañías en sus informes trimestrales y anuales para determinar si una compañía es válida o no para el tipo de inversión y sobre esto me apoyo del conocimiento de la empresa y sus circunstancias (ventajas competitivas, tendencia del sector, etc.) y una vez determinada en mi opinión la bondad de la compañía para la inversión a largo plazo en dividendos, utilizo el análisis técnico básico para intentar afinar el precio de compra.
 
Así mismo, utilizo cierta diversificación temporal en las compras (no un dollar cost average al uso), para intentar evitar adquirir grandes posiciones en malos momentos. En caso de comprar en un momento malo, no me preocupo en exceso porque con el promedio de futuras compras bajaré el precio medio.
 
El promediar a la baja es algo que está en contra de forma radical con la inversión habitual en bolsa. Ese tipo de inversión que se basa fundamentalmente en comprar barato y vender caro. Algo sobre el papel teóricamente fácil, pero en la práctica muy difícil de realizar de forma sistemática. Fijaos si es difícil que hay que vive de vender seminarios en los que se postula para comprar caro con el fin de vender más caro todavía (buscando valores que suban).
 
Pues bien, promediar a la baja no es todo lo malo que puede parecer.
 
Hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja será una mala decisión, porque puede suponer comprar un valor que ha dejado de ser adecuado para invertir en él ya sea porque una mala gestión irreversible o simplemente un cambio en las circunstancias que rodean a la compañía o a su sector hacen que la sociedad no vaya a recuperar nunca el estatus y capacidad de generar riqueza de antaño.
 
Pero hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja es la decisión adecuada, porque puede suponer comprar un valor que simplemente atraviesa un mal momento, pero que con las medidas adecuadas o simplemente por un próximo cambio de sesgo en su sector acabará recuperándose y por lo tanto promediar a la baja nos ofrecerá mayor rentabilidad en el global de nuestra inversión.
 
Dicho esto y mirando mi cartera, tengo valores como Santander, BBVA, Telefónica, Mapfre, Zardoya, Gas Natural, Abertis y OHL con pérdidas (en algunos casos muy superiores a los otros) y que son susceptibles de promediar a la baja. En todos, a excepción de OHL, confío en el promediado a la baja como decisión adecuada. No es que haya dejado de creer en OHL, pero la prudencia y la gestión de riesgos me hace detener cualquier deseo de promediar a la baja este valor antes de ver más resultados.
 
Promediar al alza, sin embargo, está algo mejor visto entre los inversores, ya que supone en general comprar valores ganadores, es decir, valores que suben y que se espera que sigan subiendo. Esto, por el contrario es algo mucho más difícil para la mentalidad de un inversor en dividendos, ya que por lo general suele reducirnos la rentabilidad media de nuestra inversión y eso es algo difícil de aceptar, además cuando el precio sube, con el mismo capital podemos comprar menos acciones y esto es algo que nos molesta. Cuando hemos comprado BME con una rentabilidad del 10%, resulta difícil comprarla nuevamente con una rentabilidad de "sólo" el 5%. Esto es algo contra lo que los inversores en dividendo tenemos que lugar, porque las rentabilidades excepcionales que vivimos actualmente y que hemos vivido anteriormente en algunos valores no son más que un síntoma de lo infravalorado de los valores y no son situaciones que se suelan repetir con mucha frecuencia, así que comprar REE o ENG mientras suben es una necesidad.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

lunes, 15 de agosto de 2016

Actualización del Semáforo Primer Semestre de 2016

semáforo
Con algo de retraso respecto de mi plan previsto, a continuación procedo a actualizar el Semáforo de dividendos una vez se han publicado la gran mayoría de los resultados empresariales del primes semestre de 2016 de las empresas cotizadas en el mercado español. Como es habitual, hemos tenido luces y sombras en los resultados, ya los iremos comentando a lo largo de esta entrada.

Aquí os dejo el enlace (Semáforo) para su seguimiento si queréis ir directamente al resumen de las compañías sin tener que leer toda la entrada donde destaco algunas de las novedades de esta actualización.

Como es costumbre en las entradas del Semáforo, me permito recordar que el objetivo del mismo es identificar aquellos valores que se pueden comprar en el momento actual tanto por su calidad como empresa para vivir del dividendo como por el precio al que considero que debemos invertir en ellas.

El código de colores que utiliza la tabla del semáforo y que pretende ser intuitivo es el de siempre: Con fondo "verde" se encuentran aquellas acciones que considero están en momento de compra y que son aptas para invertir según dividendo. En "ámbar" aquellas acciones que si bien, las considero aptas para invertir por dividendo, no se encuentran en momento de compra y en "rojo" aquellas que no las considero aptas para la inversión por dividendo.

Esta edición del semáforo presenta algunos cambios en función de los resultados del primer semestre y sobre todo por la evolución de la bolsa en los últimos tiempos.

A continuación os detallo el resumen de los principales cambios realizados:

ENDESA (ELE):
Resultados definidos por todos como buenos. Además, ha acordado comprar a ENEL el 60% de Enel Green Power España que no tenía (algo que todos también alaban), incluso recibe los parabienes de lo que parece ser un precio acertado.

Puede que todo sea verdad, pero el precio actual supone un PER superior a 15 para una empresa con reducidas posibilidades de crecimiento. La empresa siempre me ha gustado, pero no me gustaba su dirección. Sigue sin hacerlo, pero eso no quita que si alguien quiere un plazo fijo del 5%, puede comprar ya. Yo esperaría a tener una rentabilidad excepcional porque no veo mucho más potencial a la compañía y los ajustes y crecimiento vía deuda no es ilimitado.

Por todo ello, en mi opinión, mejor esperarla por debajo de los 15€, por lo que la pasamos a zona "ámbar" por precio.

ENAGAS (ENG):
No ha dejado de gustarme la compañía. Los resultados son los esperados y con mejor evolución de inversiones de lo previsto. Ofrece una rentabilidad por dividendo que sabemos que es creciente para los próximos años a costa de incrementar algo el payout.
Su deuda no es baja, pero paga poco por ella y está invirtiendo con paso firme y tranquilo en el exterior y reforzándose nacionalmente.

¿Qué no me gusta?. Con independencia de una situación monopolística en España que podría estar amenazada por un posible gobierno en contra (algo que veo poco probable, aun con gobierno en contra), me gustaría que tuviera más margen de seguridad en payout. No sabemos cuánto tiempo durará la política de tipos actual, así que me sentiría más cómodo con un payout inferior al 60% por si hay que tirar de payout por necesidad y no por voluntad propia.

Además, estamos en zona de máximos con IBEX muy lejos de los mismos y no es descartable retrocesos para descender. Sin embargo, por la calidad de empresa, creo que lo más probable sea verla lateral en lugar de corregir, así que pasa a zona ámbar por precio y defino una zona en la que sería verde (compra si previo menor a 24,5€).

FERROVIAL (FER):
La compañía de grandes activos y que sigue invirtiendo (Broadspectrum). Los resultados del semestre no han sido los esperados. Cifras penalizadas no tanto por el Brexit (que a la larga no presumo tantísimo impacto) como por las divisas y el resultado de la división de Servicios que cae en EBITDA fuertemente en Reino Unido.

Aunque el negocio de autopistas marcha bien, el negocio de construcción no le acompaña(EBITDA cae un 30% aunque posiblemente sea un transitorio por finalización de proyectos del año anterior).

Por el peso del Reino Unido en sus cifras (divisa) y su mala evolución en cuanto a contratos públicos en la división del servicio, creo que tendremos oportunidades nuevamente de comprarla cerca de los 16,5€. Pasa a zona ámbar.

GAS NATURAL FENOSA (GAS):
Resultados siguen estando afectado por la mala evolución del negocio de comercialización, LatAm y por las divisas. Estas situación se prolongará todavía un tiempo. Sin embargo, la compañía ha subido el dividendo a 1€, probablemente en apoyo a Repsol (esto es algo que todavía no tengo claro ya que si parte del dividendo es en scrip en realidad lo que habrá hecho es bajarlo).

Forzar el mínimo del pago de 1€, ante un previsible descenso del beneficio (aunque sea coyunturalmente) presionará el payout y podría poner en riesgo la continuidad del plan de inversiones (en el peor de los casos).


Sin embargo, en bolsa, está un 10% por encima del precio anterior al "susto" del Brexit y aunque no le veo mucho más recorrido que llegar a los 19,5€, creo que deberíamos tener tiempo para comprar en zonas mejores, por lo que desciende a nivel ámbar hasta que el precio vuelva a cotas más razonables. Zona verde de compra por debajo de 16€, pero no descarto caídas hasta los 15€.

Sin más dilación, comenzamos con la revisión de los valores del Semáforo, espero que os resulte de interés:

sábado, 6 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 31 - 2016

Lectura semana don dividendo 31-2016
No puedo evitar daros mi humilde opinión al respecto del fortísimo descalabro del precio de la acción de OHL.
 
La pasada semana os decía lo siguiente:
 
“ Tal y como os comentaba en la última ocasión que hablábamos de OHL. Tiene el resto del año para mostrar el camino de recuperación. Ya ha gastado dos trimestres y al igual que a Técnicas Reunidas, un único proyecto ha destrozado lo que podría haber sido unas cuentas normalitas. Este es un riesgo importante en este tipo de compañías.
 
Siempre he preferido que una empresa tenga 100 proyectos de 1 que 2 de 50. La diversificación de riesgos en una cartera es también importante.
 
Conclusión: Sigo vigilante por si me he equivocado con OHL. Una cosa es comprar cuando todo el mundo tiene miedo y otras cosa muy distinta es comprar un mal valor. Ahora mismo creo prudente aplazar cualquier operación sobre OHL, por mucho que baje hasta que su situación empiece a mejorar.”

La situación no ha mejorado, pero hasta donde sabemos no ha cambiado ni a mejor ni a peor, sólo se ha producido una rebaja de cotización de una agencia de calificación como consecuencia de unos resultados  malos y los bajistas han encontrado un filón.
 
Las cifras de la compañía son malas desde hace tiempo, eso es indudable y creo que esto es conocido por todos. Y cuando digo todos, hablo de inversores antiguos y nuevos: No hace demasiado OHL realizó una ampliación de capital y aún con los malos datos que venía arrastrando consiguió 1.000 Mn€ (ahora la compañía vale mucho menos que eso).
 
Ciertamente la compañía ha dado un susto al mercado con unos resultados mucho peor de los esperado al reconocer unas próximas pérdidas en el proyecto del Centro Hospitalario de Montreal y ha reconocido problemas también en otro Hospital, ya terminado, de Doha.
 
Pero estos problemas, que lo son y eso hay que dejarlo claro, en mi opinión, no son justificación para que el valor cotice ahora a un múltiplo ridículo sobre su valor contable.
 
Si nos creemos las cifras presentadas por la empresa y sobre todo, si no hay algo oculto que no conocemos, estamos ante una oportunidad posiblemente histórica de comprar OHL. Pero cabe la posibilidad de que exista ese algo oculto, por ejemplo, puede haber uno o varios proyectos que vayan a suponer un impacto tremendo en su situación financiera de OHL.
 
Otra posibilidad que se baraja es la ejecución de garantías por el préstamo de Tyrus capital, posiciones cortas de hedge funds, etc.
 
Con lo fuerte que está cayendo, sería lógico que si la empresa cree en sí misma estuviera recomprando acciones a toda velocidad (y no sólo un máximo del 3% que ha dicho), es más, sería lógico hasta liquidar ciertos activos para no incurrir en más deuda y recomprar sus propias acciones porque sería como comprar duros a pesetas, pero aparentemente no lo está haciendo, así que me parece prudente esperar acontecimientos y que se aclare la situación.
 
Tenemos que estar preparados para asumir errores en nuestra selección de valores. Tenemos que estar preparados, porque todos nos podemos equivocar y porque además de equivocarnos nos pueden ocultar información o directamente engañarnos. No hablo de OHL, esto es así, en general.
 
Yo espero (y deseo) que OHL no nos estén engañando. Yo espero (y deseo) que si nos ocultan algo, no sea tan grave como el mercado anticipa y espero (y deseo) que todo sea una sobrerreacción irracional del mercado.
 
Pero si estoy equivocado y la compañía nos oculta algo gordísimo, o la compañía nos ha engañado o simplemente me he equivocado de todas, todas, al pensar que la compañía debería ser capaz de recuperarse tras la ampliación y tras las noticias positivas de OHL México que tras tantísimas acusaciones se han diluido en casi nada... procederé a hacer borrón y cuenta nueva.
 
Contra estas cosas está la diversificación. Adicionalmente hay que recordar que el dinero que invertimos en bolsa no está de ninguna forma asegurado, por lo que es susceptible de desaparecer. Siempre hemos comentado que OHL no debería ser el núcleo de nuestra inversión y debería de ocupar una parte menor de nuestra cartera inversora.
 
En resumen, sigo atento, pero no aumento exposición por mucho que caiga el valor. Eso sí, no parece que tenga sentido vender ahora con fuertes pérdidas latentes, salvo que fiscalmente, o bien, queramos compensar con otras ganancias realizadas o por realizar, o bien nuestra desconfianza en el valor nos impida dormir tranquilos (eso para mí es innegociable).
 
En mi caso particular, por ahora no he perdido el sueño (el pequeño porcentaje de OHL en mi cartera me ayuda a ello) y sigo creyéndome las cuentas, que sé que no son bonitas desde hace tiempo, pero confío en el plan de la compañía para salir bien parado de los problemas conocidos. Pero también digo, que la confianza no es ciega ni ilimitada, no me voy a casar con ningún valor: Toda confianza tiene un plazo, a OHL le quedan unos trimestres todavía para convencerme y que me quede sus acciones. Si antes de ese plazo, la empresa desaparece, asumiré mi error y a seguir trabajando.
 
Dicho esto, permitidme recordaos que cada uno es dueño de sus decisiones y de sus inversiones. Con mi opinión no pretendo incitar ni a comprar, ni mantener ni vender ninguna acción.
 
Como os decía la semana pasada, a continuación repasamos algunos valores que presentaros resultados anteriormente y que no me dio tiempo a comentar:. Espero que sean de vuestro interés:

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...