sábado, 25 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 25 - 2016

Lo mejora de la semana dividendo 25 - dondividendo
Este viernes nos levantábamos con el resultado del referéndum en el Reino Unido y en contra de la esperado, una mayoría de Británicos (51,9% Vs 48,1%) ha elegido que El Reino Unido abandone la Unión Europea. El cacareado tan cacareado Brexit.
 
Con independencia de que es llamativo como se tome una decisión de tantísima importancia por mayoría simple, las reglas del juego eran conocidas antes del resultado de la votación, por lo que consciente o inconscientemente, el ya ex-Primer Ministro Británico pasará a la historia como el Primer Ministro que sin quererlo, facilitó el Brexit y al ritmo que van las cosas, no sería de extrañar que el Reino Unido sufra presiones hacia un futuro desmembramiento, ya que Escocia e Irlanda del Norte han votado claramente a favor de permanecer dentro de la Unión Europea, lo que podría dar alas a sus partidos nacionalistas a solicitar su independencia.
 
El refranero español es muy amplio y ahora me viene a la cabeza: "Quien siembra viento, recoge tempestades". Cameron, sembró viento para ayudarle a ganar unas elecciones confiado de poder sortear el referéndum con éxito. Ganó las elecciones, efectivamente, pero le ha servido de poco, porque no demasiado tiempo después y reconociéndole todo hay que decirlo una coherencia política envidiable, ha dimitido al fracasar la postura que apoyaba ante al referéndum, esto es, ha recogido una tempestad, que por otro lado puede convertirse en la tormenta perfecta si el Reino Unido llegara a fragmentarse.
 
Buscar los motivos del voto que han nutrido un sí al Brexit o identificar si ha sido la clase media, los jubilados o los Galeses no es algo que creo sirva ya de nada. El hecho ya ha ocurrido y ahora como mucho nos toca intentar minimizar el impacto que esto tendrá sobre España, Europa y el resto del mundo.
 
Por lo pronto la bolsa que menos ha caido ha sido la Británica, así que mis ganas de comprar Diageo o Unilever tendrán que esperar. Mientras tanto España pierde más del 12% en su índice selectivo.
 
Sería un error pensar que lo ocurrido no tiene efecto. España depende en buena medida del turismo y los británicos suponen un 15% del número total de turistas actuales. El efecto del Brexit en la libra ya resta atractivo a venir a España (también a Italia, Grecia, etc.). La población Británica disfrutaba de los derechos de ciudadano de la Unión Europea con sus pensiones británicas y los inmigrantes españoles en el Reino Unido también disfrutaban de no pocos beneficios. En el campo empresarial: Santander, IAG, Telefónica, Iberdrola, Sabadell, Ferrovial e Inditex se encuentran entre las grandes Españolas afectadas por sus fuertes intereses al otro lado del Canal de La Mancha.
 
En mi opinión:
A corto plazo el mayor efecto va a venir dado por el descalabro de la Libra y su debilidad siguiente. Esto afectará directamente a las cuentas de las empresas y por mucha cobertura de divisas que se tengan (las compañías suelen tener al menos parcialmente cubierto el riesgo divisa), la debilidad a corto plazo de la libra va a afectar sobre manera a los resultados de los próximos trimestres.
 
A medio plazo, previsiblemente todo va a depender de la velocidad a la que se produzcan los cambios, ya que lo que no le gusta al mercado es la incertidumbre de ¿qué pasará? y ¿cómo será?. El resto de la Unión ya ha pedido rapidez en el proceso.
 
A largo plazo: Reino Unido es una potencia mundial y lo seguirá siendo tanto dentro como fuera de Europa. Podría entrar en un periodo difícil de transición (ya hay quien habla de una próxima recesión), pero con el tiempo seguirá siendo una potencia (salvo que los distintos reinos se separen ya que esto sí que podría suponer un verdadero gran cambio). Aquí lo segundo en importancia (tras la continuidad o no de la existencia del Reino Unido al completo) es cómo se fijan el resto de relaciones entre los distintos países con el Reino Unido (tener una moneda propia es una ventaja, pero ahora hay que establecer nuevas relaciones comerciales, fiscales, etc.).
 
Para quien me pregunta ¿qué hacer?.
 
No puedo deciros si es el momento perfecto o no de comprar (sobre todo sabiendo que mañana tenemos nueva jornada electoral en España y que por lo general, inmediatamente después de unas elecciones, la bolsa baja más veces de las que sube).
 
Lo que sí puedo decir es que no es momento de vender, y permitidme un pequeño comentario:
 
Hay a quien le gusta mucho el queso, a otros el turrón, a mi niño mayor lo que más le gusta son los helados y al pequeño contra todo pronóstico, el maíz dulce. Para mí personalmente, el chocolate es mi perdición y cuando hay rebajas en el supermercado y veo chocolate del bueno con un 15% o un 20% de rebajas, lo compro.
 
Sin embargo, en bolsa, nos pasa justo lo contrario: Nos alegramos cuando sube en lugar de cuando baja. Pues, yo soy de los raros que se alegran cuando una bajada del 20% de un título que quiero, me ofrece un mejor precio de entrada porque puedo comprar más acciones que en el futuro me den más dividendos.
 
La noticia del Brexit tiene un impacto real sobre muchas compañías y ciertamente una bajada en el precio al que cotizan esté justificado, pero lo que no está justificado y esto es lo que yo creo, es el colapso que hemos vivido este viernes.
 
Si a esto sumamos la continuación del culebrón de las elecciones sin fin en España, parece que es momento de seguir acumulando posiciones y cada vez con más fuerza (mientras se disponga de capital). Siempre, asumiendo que podría seguir cayendo más.
 
Intentar adivinar un suelo en ésta o en cualquier otra caída es algo que yo no intento. La bolsa puede seguir bajando, o puede que no. La bola de cristal no la tengo encendida ahora ni nunca la he tenido. Pero encontrar precios suficientemente atractivos de compañías que considero inversiones sólidas es motivo más que justificado para comprar.  Aunque recordad que no se puede comprar cualquier cosa ni comprar lo que más ha caído sólo por la teoría de la inversión contraria, sino que hay que comprar empresas sólidas y si es con un margen extraordinario de seguridad, mucho mejor.
 
Si ésto es o no una oportunidad histórica lo sabremos dentro de un tiempo. A mí, por lo pronto, me parece una muy buena oportunidad para que mi cartera crezca en el futuro y eso debe ayudarme en el camino hacia mi independencia financiera.
 
Y como siempre, de este tipo de acontecimientos tenemos que intentar aprender algo y sacar provecho en el futuro.
 
El arranque de las bolsas tras la sorpresa del Brexit permitió en los primeros minutos grandes rebajas en grandes valores. Si hubiéramos tenido capital suficiente y tiempo suficiente como para estar atentos a lo que ocurría podríamos haber comprado a no buenos sino a buenísimos precios. Así que bajo circunstancias similares, no habría estado mal tener unas cuantas órdenes puestas en el mercado a precios de los que normalmente se consideran increíbles por si pudiéramos pescar en aguas revueltas. Si alguien quiere probar el lunes tras las elecciones,... que luego nos lo cuente.
 
En el siguiente enlace, podéis ver los próximos dividendos hasta final de año (según se ha publicado).
 
Espero que os guste esta entrada y recordad suscribiros al blog mediante E-mail, Facebook o Twitter. Se agradecen ReTwitts y sus variantes en facebook, menéame u otras redes sociales.
 
Saludos

sábado, 18 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 24 - 2016

Lectura semana don dividendo 24-2016
 
Esta semana conocíamos los resultados de los últimos tres meses de una de las grandes ausentes en mi cartera. Me refiero a Inditex. Los resultados no han defraudado pero la dureza del mercado en estos días le ha impedido brillar.
 
Apoyándose en un fuerte aumento de las ventas que en moneda local supondrían un +17%, la compañía presenta (en Euros) unas ventas netas de 4.879Mn€ (+12%) y un margen bruto de 2.834 Mn€ (+9%), por lo que se puede decir que el coste de venta ha subido un 15% (Desde los 1.777 Mn€ en el primer trimestre de 2015 hasta los 2.045 estos últimos tres meses).
 
El Ebitda sube un 7% hasta los 955 Mn€ y el Ebit un 6% hasta los 705 Mn€. Con lo que el beneficio neto sube un 6% hasta los 554 Mn€ apoyado por la menor tasa impositiva.
 
La compañía sigue controlando los gastos operativos, que suben un 10% hasta los 1.877 Mn€ y acaba el trimestre con una posición financiera neta de 5.016 Mn€.
 
La fórmula de crecimiento controlado de Inditex sigue dando sus frutos y la apertura de algo más de 70 tiendas en el trimestre así lo demuestran, donde como es habitual Zara y Zara Home siguen creciendo fuertemente en número de tiendas. Como nota negativa, esta vez hay que destacar el cierre de 10 establecimientos Zara Kids. En el último año el número de tiendas ha aumentado en 339 (de marzo a marzo). Online, continúa introduciéndose en más mercados y para finales de año pretende tener todas sus tiendas accesibles en internet para toda Europa y Turquía.
 
Mientras la compañía sea capaz de mantener el ritmo de crecimiento y pueda seguir reproduciendo los mismos resultados globales, tenemos crecimiento para rato. La compañía cierra el trimestre con 7.085 tiendas y sigue con su política de aperturas de tiendas insignia "flagships" en localizaciones principales ("prime").
 
La compañía, como viene siendo habitual ofrece datos de ventas hasta unos pocos días antes de la presentación de resultados: Desde 1 de Mayo a 13 de Junio indica que las ventas suben un 15%.
 
En los resultados del trimestre, las divisas han tenido un impacto notable, pero aún con todo, la elevada calidad de la compañía y la buena diversificación geográfica le ha permitido salir airosa un trimestre más mostrando una tasa de crecimiento atractiva. Cuando las divisas jueguen a su favor el crecimiento podría llegar a ser impresionante.
 
La buena evolución de su posición financiera aporta una gran tranquilidad para la futura continuidad del modelo de crecimiento de la compañía, que no tiene que recurrir a deuda para crecer y además le permite un payout del 65%.
 
El dividendo a cargo de 2015 de 0,6€ está formado por 0,32€ de dividendo ordinario y 0,28€ de dividendo extraordinario, repartido en dos pagos, el segundo de los cuales se pagará a finales del próximo mes de octubre por importe de 0,3€ (0,16€ ordinario y 0,14€ extraordinario).
 
La rentabilidad del dividendo ordinario a precio actual es del 1,09% y la del dividendo total entregado (extraordinario y ordinario incluidos) sube hasta el 2,05%.
 
Con estas cifras y considerando la prolongación para todo el ejercicio del buen comportamiento de ventas y márgenes mostrado hasta la fecha, la compañía debería superar ligeramente el BPA de 1€ a cierre de 2016 y esto a precio actual significa un PER-2016 aproximadamente de 29.
 
Como os comenté en la última actualización del Semáforo, una vez conocido los resultados del primer trimestre procedo a actualizar mi opinión sobre la compañía. Aunque admito que por las perspectivas de crecimiento y buenos resultados Inditex creo que tendré que comprarla más cara que las demás, me resisto a comprar una compañía de 90.000 Mn€ de capitalización con PER cercano a 30. Mantengo mi opinión: Compraría fuerte por debajo de PER 20 (Precio aproximado: 20€ y rentabilidad dividendo 3%), pero comenzaré a comprar en PER 25 (Precio aproximado: 25€ y rentabilidad dividendo 2,4%).
 
Esta semana, las fuertes caídas me han impedido cumplir mi propio plan. Pensaba, como os había contado, guardar capital construyendo un fondo para compras para EE.UU. y no he podido resistirme a los precios que se han dado en España y he agotado mi liquidez (bueno, casi, porque con los dividendos de aquí a final de mes podría realizar otra compra completa). No sé si seguirá cayendo, pero los precios de Mapfre, Zardoya y mi debilidad por BME han tenido la culpa de haberme quedado casi sin liquidez y eso que tras la última compra de BBVA no iba a invertir más hasta dentro de un tiempo. Sin embargo, finalmente he concentrado la compras a precios que considero muy buenos para el largo plazo y no estoy especialmente preocupado por ello.
 
En esta ocasión no tengo tiempo para comentar las noticias más interesantes de la semana. Tengo que hacer la maleta y no para irme de vacaciones. Destacando lo que parece ya el cierre de la unión de Gamesa y Siemens para formar un peso pesado en el sector, del que creo que uno de los mayores beneficiados va a ser Iberdrola. También destaca la operación de venta de Urbaser por parte de ACS y la demanda de Sinopec a Repsol. En ambos casos todavía hay que esperar un poco para saber el desenlace.
 
En el siguiente enlace, podéis ver los próximos dividendos hasta final de año (según se ha publicado).
 
Espero que os guste esta entrada y recordad suscribiros al blog mediante E-mail, Facebook o Twitter. Se agradecen ReTwitts y sus variantes en facebook, menéame u otras redes sociales.
 
Saludos

domingo, 12 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 23 - 2016

Lectura semana don dividendo 23-2016
Cuando se habla de inversión hay una serie de frases "típicas" que forman parte del ideario tradicional, como "rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras",... pero la que me viene a la mente cuando se producen caídas tan fuertes como estos últimos días es "a toro pasado, todos somos Manolete".
 
Durante estos días y posiblemente el fin de semana vamos a ver todo tipo de explicaciones mostrando la multitud de argumentos que sirven para justificar la vuelta a los 8.500 puntos de Ibex, justo cuando hace un par de semanas todo parecía indicar un nuevo intento de recuperar una tendencia alcista clara.
 
Argumentos como: La incertidumbre creciente por la igualdad en las encuestas del Brexit hace que los fondos de inversión y los inversores en compañías con exposición a Reino Unido estén liquidando ante el miedo del Brexit, no porque la bolsa del Reino Unido esté cayendo (parece la que mejor aguanta el temporal), sino por lo que puede caer si se produce un voto afirmativo a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Y es que los inversores a corto y medio plazo prefieren estar fuera del mercado ante el riesgo de una fuerte caída.
 
Esto es algo relativamente normal y justamente es lo que tendríamos que intentar aprovechar. De hecho, en caso de un susto mayor en la bolsa del Reino Unido, mis ojos no hacen más que mirar a Diageo (DGE), porque Unilever no tiene pinta de caer.
 
Si a esto sumamos la indecisión por la situación política nacional y por lo que apuntan las encuestas, la no descartable posibilidad de prolongación del culebrón con incluso una tercera ronda, o si no es por eso, siempre podemos acabar culpando a la volatilidad del precio del petróleo que ha subido por razones "accidentales" y por lo tanto podría desandar el camino andado en cualquier momento. ¡Ah!. Casi me olvido. ¡Que viene el coco!, esto es: Podrían subir los tipos en EE.UU., amenaza que no por antigua deja de ser un pretexto muy socorrida.
 
Siempre es posible encontrar excusas a lo ocurrido, podrán ser más o menos acertadas, quizás sean una combinación de todas o de ninguna, pero lo que es seguro es que el mercado no va a estarse quieto. Y tal como os comentaba unos días atrás, en cada bajada realizaré alguna compra en la medida que pueda. Puede que no sea en el punto perfecto y la bolsa siga cayendo hasta los 8.000 puntos o más abajo, o puede que en algún momento se dé la vuelta y no se acerque a dicha cota.
 
Yo, en particular, el viernes cerca al cierre compre unas cuantas BBVA a 5,348€. Por el importe habitual de media compra, por si sigue bajando comprar unas cuantas algo más abajo, ya sea de esta misma compañía o de otra que me resulta más interesante en el momento.
 
En España el ruido del Brexit puede poner muy apetecibles próximamente a Santander, Telefónica y Ferrovial, y en Reino Unido, como os comentaba, me gusta Diageo. La incertidumbre ligada a las elecciones quizás nos dé buena oportunidades de entrada en Abertis, Enagás, Red Eléctrica. Ahora veo oportunidades mucho más claras en Europa que en EE.UU., que en algún momento podría corregir, por lo que ahí soy mucho más selectivo. Cuando se produzca una bajada considerable en EE.UU. habrá que intentar comprar alguna de estas: Coca Cola, Pepsi, Johnson&Johnson, Procter&Gamble, 3M, Walgreen, United Technologies, aunque en EE.UU. hay tanto donde elegir que quizás entre alguna que otra antes en cartera.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

sábado, 4 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 22 - 2016

Lectura semana don dividendo 22-2016
No nos engañemos, el camino hacia la independencia financiera no está exento de dificultades. Los ciclos que experimentan los mercados nos ponen a prueba de forma constante y cuando la bolsa sube tenemos la tentación de vender ante las jugosas plusvalías y cuando la bolsa baja tenemos la tentación de vender para no perder dinero.
 
Si vendemos demasiado pronto cuando las acciones suben, y las acciones continúan subiendo, seguramente acabaremos comprando nuevamente esperando la continuidad de las subidas y finalmente comprando caro, si vendemos tarde cuando las acciones bajan, seguramente perdamos de forma casi irrecuperable nuestro capital. Pero estos son los peores escenarios en el proceso de venta, ya que también podríamos haber vendido pronto en las caídas y en caso de continuar estas poder comprar más barato las mismas acciones, aumentando nuestro patrimonio futuro o si la bolsa sube, vender en la parte alta del ciclo, con lo que dispondremos de más capital que al inicio.
 
El problema es, al menos en mi caso, la incapacidad de elegir los momentos adecuados de forma sistemática (o al menos la mayor parte del tiempo). Yo no soy capaz de hacerlo. Puede que haya quien pueda o sepa hacerlo, y le felicito por ello, pero sin duda, el estrés y la dedicación que requiere realizar esta acción (compra y vender en los momentos más adecuados) es algo que no es nada fácil de soportar y quizás por eso hay tan poca gente que lo consigue.
 
La inversión en empresas que reparten dividendos y especialmente, en aquellas empresas que tienen un dividendo sostenible y creciente en el tiempo es un filtro en el proceso de inversión que aporta una protección extraordinaria. No sólo porque aporta liquidez al inversor con cierta frecuencia que puede aprovechar para reinvertir tanto en las propias acciones que le dan ese dividendo como en otras diferentes, sino también porque obliga a los gestores de las compañías a cuidar mucho mejor el resultado de todas sus decisiones ya que cada cierto tiempo tendrán que demostrar al mercado que sus acciones son las adecuadas y eso se demuestra con el capital que es capaz de retornar a sus accionistas.
 
No es que crea que una empresa que no reparta dividendos no vaya a estar bien gestionada, pero desde luego además de los exámenes trimestrales que tienen que pasar con la presentación de las cuentas, no viene mal la presión adicional de tener que retribuir a los "dueños de la compañía", sus accionistas, cada cierto tiempo.
 
Es fácil demostrar con ayuda de las matemáticas que sería mucho más rentable para una compañía no pagar dividendos, sino quedárselos para reinvertirlos en el negocio, por lo pronto, fiscalmente es más eficiente ya que no pasaría por el tamíz recaudador de Hacienda que esquilma los dividendos con lo que yo considero un impuesto injusto, porque la compañía ya paga ha pagado con anterioridad impuestos por los beneficios que reparte.
 
El problema para los accionistas de las compañías que no reparten dividendo está en que si la compañía tiene éxito en su desempeño y sube en bolsa, ven crecer su patrimonio, pero no disfrutan de este crecimiento ya que no reciben nada por él, y para beneficiarse tendrían que liquidar parte de su inversión (perdiendo participación en la empresa), además de tener que pagar a Hacienda por las plusvalías conseguidas.
 
Buffet es totalmente contrario a la distribución de dividendos en su compañía, pero a todas luces es un gran defensor de recibirlos de las compañías que tiene. Una actitud sin duda llamativa que se apoya en el hecho innegable de la capacidad de obtener rentabilidad del capital disponible del Oráculo de Omaha es sin duda excepcional. Pero probablemente, en algún momento llegará a su fin ya sea bien al disponer de demasiado efectivo, en forma de inicio de una política de dividendos o bien en forma de un desmembramiento (split) de BRK en distintas sociedades con distintas políticas de retribución.
 
Los accionistas históricos de BRK han visto crecer su inversión de forma espectacular a lo largo de los años, pero para obtener dinero de la misma se ven obligados a vender parte de su inversión y pagar fuertes plusvalías por cada venta. Aunque la subida ha sido tanta y tan prolongada que les da exactamente igual porque su precio ha subido muchísimo. Sin embargo, esto es una de las pocas excepciones que hay en el mercado y sin duda, Buffet y Munger tienen desde mi punto de vista la consideración de "excepción que confirma la regla".
 
Cambiando de tema. Esta semana el mercado ha decidido teñirse de rojo y ha perdido prácticamente todo lo ganado la semana anterior. El camino descendente está plagado de pequeños y medianos soportes a lo largo del Ibex35: 8.700; 8.550; 8.250; 8.000 y 7.750.
 
Después de los 7.750 puntos, hay un apoyo adicional en 7.500 y 7.200 y desde ahí no hay soporte claro hasta los 6.000.
 
Si el Ibex decide recortar con fuerza, debe atravesar todos estos soportes de forma clara. Esto es bolsa, todo puede ser, pero no parece el más probable de los escenarios, por muy raro que sea el resultado de las elecciones, salvo grandes sorpresas los próximos meses.
 
Por lo tanto, y siempre bajo mi humilde criterio, debemos aprovechar las oportunidades que nos ofrezcan estas caídas para seguir aumentando nuestra cartera a lo que considero buenos precios.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...