Mostrando entradas con la etiqueta dividendo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dividendo. Mostrar todas las entradas

domingo, 30 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 43 - 2016

Lectura de Dividendos en Halloween

Esta semana ha estado plagada de resultados empresariales y comentaremos alguna de ellos luego en otro memento, pero no podía dejar pasar las noticias presentadas referentes a la nueva política de retribución al accionista de Telefónica para los años siguientes.
 
La prensa, ha simplificado y catalogado la nueva política de dividendo como un recorte. Veamos si está en lo cierto: 

sábado, 1 de octubre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 39 - 2016

lo mejor de la semana dondividendo 39-2016
Interesante el debate de la pasada semana en los comentarios de la entrada. Ya sabía que ocurriría, y eso es fenomenal, ya que muestra mucho de los lectores de este humilde blog. Muchas gracias por aportar tanto a él.
 
En mi opinión, el Sr. Buffet es el mejor inversor de todos los tiempos y nos ha dejado grandes frases a lo largo de su carrera y sin duda, de él podemos aprender mucho, pero mucho más de cómo actúa que de lo que dice.
 
En artículos anteriores yo mismo he defendido la importancia del crecimiento del dividendo en contraposición de partir de un dividendo alto inicial que no crece. Es indudable que a largo plazo el dividendo creciente vence por goleada al dividendo que aún siendo alto inicialmente no crece o lo hace a menor ritmo del deseado.
 
La dificultad está en encontrar empresas al precio adecuado para compensar una excesivamente baja rentabilidad inicial que puede hacer que el dividendo tarde demasiado en dar un buen fruto y que no disfrutemos de las ventajas del interés compuesto o que lo hagamos demasiado tarde. Esta debe ser nuestra labor. Recordad que queremos vivir del dividendo, no que nuestros nietos vivan de él (que lo harán…).
 
Si compramos compañías que llevan 10 años creciendo al 10-15% y pensamos que van a seguir creciendo a ese ritmo los próximos 10-20 años (en promedio, no necesariamente todos los años), queda claro que invertir en estas empresas merece la pena pagar un sobreprecio y probablemente sea necesario hacerlo ya que lo mismo que vemos nosotros lo habrá visto mucha gente y por lo tanto el precio de las acciones tenderá a ser más alto del normal.
 
Pero si no tenemos tan claro que la tasa de crecimiento va a ser tan alta o tan duradera, aún tratándose de una gran compañía creo que el movimiento adecuado es comprarla con cierto margen de seguridad y esto supone comprarla cuando nos ofrezca una valoración más atractiva.
 
Os puse el ejemplo de Inditex, porque como bien decís, lo está haciendo muy bien desde que salió al mercado, crece a buen ritmo tanto en ingresos, caja, dividendos, etc., pero sinceramente creo que el mercado la valora no sólo como si fuera a seguir creciendo como hasta ahora los próximos años, sino como si fuera a hacerlo más y mejor todavía que lo que ya lo hace. Yo aún pensando que la compañía va a ir bien, creo más prudente asumir un menor ritmo de crecimiento y eso me llevaría a pagar por ella un PER de 20 (que ya asume un nivel de crecimiento muy aceptable). De esta forma, me podría permitir que la compañía no incrementara el dividendo al ritmo actual sino a uno más moderado, porque estaría partiendo de un dividendo mayor inicial (Y estoy hablado de que a fecha de hoy, un PER 20 o incluso PER 25, implicaría un precio aproximadamente de 20€-25€, esto es, un dividendo inicial de un 2,4-3%, nada del otro mundo, pero aceptable bajo mis criterios).
 
Se dice que los bajos tipos de interés y el bajo rendimiento de los bonos hace que las valoraciones que anteriormente suponían un PER 15 como precio justo han elevado el rango de "justicia" hasta el PER 20 o incluso algo más.
 
Yo creo que si bien es cierto que los mecanismos de inyección de capital tanto de la FED como del BCE son inéditos en la historia al menos al nivel de importancia actual, la máquina de imprimir dinero no tiene ni tinta ni papel por tiempo infinito, por lo que la vuelta a la "normalidad" es cuestión de tiempo. Eso implicará que un PER 20 será un PER elevado, y un PER 33 como el de Inditex (aproximadamente) sólo es sostenible por una empresa en modo start-up, algo muy alejado de lo que es Inditex que es la mayor empresa por capitalización de España.
 
¿Estoy diciendo que Inditex bajará?. Aunque yo creo que sí, que lo hará, no tiene porque hacerlo y puede comprimir su PER a lo largo de los próximos años subiendo sus beneficios mientras se mantiene en un lateral en busca de una valoración más ajustada.
 
No sólo no sé adivinar el futuro, sino que no creo que pueda hacerse, así que como siempre me gusta repetir, que cada cual tome sus propias decisiones. Yo por mi parte, y como no las tengo todas conmigo, me marqué hace un tiempo un PER 25 de Inditex para empezar a comprar y me mantengo en mis trece. Si me estoy equivocando, estaré dejando pasar un magnífico valor. No espero acertar en todas mis decisiones de inversión. Sólo espero equivocarme las menos veces que sean posibles.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

domingo, 25 de septiembre de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 38 - 2016

mejor de la semana dividendo 39-2016 don dividendo
La inversión en dividendo tiene un base bastante sencilla.
 
A grandes rasgos, hay que invertir en empresas sólidas que paguen dividendos. Los dividendos deben ser crecientes con el tiempo y el crecimiento de dicho dividendo debe superar a la inflación.
 
De esta forma, invirtiendo en este tipo de compañías obtendríamos un flujo de dinero creciente con el tiempo que no sólo nos protegería de la inflación sino que nos haría cada vez más ricos.
 
Por lo general, las compañías que pagan dividendos de este tipo lo hacen con el dinero que no necesitan para seguir creciendo y por lo tanto su forma de operación forma un círculo virtuoso que le permite continuar así mucho tiempo.
 
Una teoría sencilla, pero no tan fácil de llevar a cabo:
Para empezar, para invertir hay que tener capital,
así que antes de invertir o mejor dicho, mientras se invierte hay que ahorrar. Para obtener ahorro, tenemos que trabajar y gastar menos de lo que ganamos y como todos sabemos esto no es fácil, el dinero de cae de los árboles, hay que "currárselo" mucho y gastar es mucho más fácil. Por esto recomiendo algo que hemos leído tantas veces y creo que es bueno recordarlo: Págate primero a ti mismo. Si nada más cobrar envías parte de tus ingresos a la cuenta dedicada a inversión, en muchas ocasiones de forma casi milagrosa, con el resto del dinero disponible se puede vivir perfectamente y sin sensación de agobio (bueno, el primer y el segundo mes puede que sí, pero a medio plazo los gastos se ajustan casi inconscientemente al capital disponible).
 
Por otro lado, si invertimos en un momento poco adecuado, aún en la compañía correcta, los retornos que obtengamos de nuestra inversión pueden ser mediocres o incluso malos. Esto se debe a que el precio de las acciones no refleja de forma habitual el valor de la empresa, sino lo que el mercado está dispuesto a pagar por ella (en base a previsiones, modas, sensaciones, etc.) y si compramos una empresa cuando está sobrevalorada, aún siendo buena empresa, estaríamos posiblemente comprando valores con una rentabilidad por dividendo demasiado baja como para que el crecimiento de la empresa a lo largo de los años haga que el retorno que obtengamos sea lo suficientemente atractivo como para lo que veamos nosotros. No nos olvidemos que si queremos vivir del dividendo, tenemos que estar vivos para ver los retornos que hemos conseguido y si compramos una compañía que ofrece un 2% de rentabilidad que crece beneficios al 10% anual, tardaremos 10 años en obtener un 5% de rentabilidad sobre nuestra inversión inicial (mientras han pasado esos 10 años la inflación ha tenido su crecimiento y en realidad ese 5% es realmente un 4,3%). Este es el caso, en mi opinión, de Inditex actualmente. Una empresa enorme, que crece, con proyección, que paga dividendo, pero que creo está muy cara (suele estarlo), pero que también ha dado oportunidades de compra en el pasado y que volverá a dar en el futuro. Si compramos ahora la compañía a PER estimado para cierre de 2016 de 31-32, obtenemos una rentabilidad del 1,82% y aunque el año pasado incrementó su dividendo en un 15%, es más lógico esperar crecimiento del dividendo futuro cercano al crecimiento de su beneficio neto (sobre el 10%), por lo que comprarla a precio actual podría suponer un retorno mediocre (ojo, no digo malo) en los próximos 10-15 años.
 
¿Estoy apuntando a compañías de alto dividendo para este tipo de inversión? No. En su momento (hace años) decidí fijar el mínimo de dividendo en el 2,5%, porque considero que obtener rentabilidad vía dividendos partiendo de una cifra inferior está al alcance de muy pocas empresas. Esto no quita que en alguna ocasión pueda comprar una compañía que rente menos de este importe, pero lo haría con una posición menor de las habituales para minimizar el riesgo antes una inversión exclusivamente basada en crecimiento. Compañías de este tipo podrían ser Gilead, Starbucks, Visa (valores que no descarto en mi cartera el año próximo después de un análisis más profundo).
 
Por lo general un dividendo alto apunta a compañías en dificultades y comprar compañías que pasan por una situación transitoria difícil puede ser una fuente de grandes retornos (tanto en forma de dividendos como en forma de revalorizaciones).
 
Pero lo más frecuente será comprar acciones con dividendos comprendidos entre el 2,5% y 3,5% y confiar (vigilantes) de la buena evolución de la cartera y de los dividendos recibidos.
 
Es por esto, por lo que circunstancias actuales con numerosas compañías en nuestro Ibex rentando sobradamente más del 3,5% me parecen circunstancias excepcionales para inversión. En el Semáforo encontráis mis favoritos.
 
Dificultades hay muchas más, y eso sin contar con la posibilidad de errores en nuestros análisis, incluso casos tipo Bankia, Gowex, Pescanova, Abengoa (mezclo aquí un poco de todo, no siento todo igual, desde luego). Pero creo que los beneficios de esta forma de inversión supera con creces los riesgos.
 
Aunque creo que la inversión en dividendos es realizable por una gran mayoría de personas sin necesidad de comenzar con unos grandes conocimientos, no puedo dejar de comentar la necesidad de paciencia y perseverancia además de un buen grado de fortaleza y cuando digo fortaleza me refiero a confianza en lo que se está haciendo. A esto contribuye el estudio y la humildad de aprender de todo aquel que tiene algo que aportar.
 
Nadie nace sabiendo y creo sinceramente que de todo el mundo hay algo que se puede aprender, por lo tanto, entando de escuchar vuestras opiniones.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

lunes, 29 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 34 - 2016

 
Lectura semana DonDividendo 34-2016
Se acaba Agosto, sí, el tiempo no se detiene por mucho que queramos prolongar un verano del que cada vez nos quedan menos días.
 
Aunque es algo pronto para decirlo, con la llegada de Septiembre, los vendedores de picos y palas se ponen las pilas para vender sus recomendaciones para el cierre del trimestre y posicionamiento para el próximo trimestre. Esto suele favorecer cierto espíritu alcista a las bolsas a finales de septiembre, para animar al personal a comprar. Este pequeño rally de septiembre suele ser de menor fuerza que del rally de Navidad, pero este año viene acompañado del empuje que supone el ciclo electoral Norteamericano que culmina el 8 de Noviembre en la jornada de voto, por lo que no es de extrañar que nos depare alguna que otra sorpresita.
 
Sin tener que obsesionarnos por comprar en mínimos para garantizar el éxito de nuestra estrategia de inversión, los inversores en dividendo no nos preocupamos especialmente de estos fenómenos. Eso sí, conocerlos hay que conocerlos, a nadie le amarga un dulce y si podemos comprar más barato, esto nos permite comprar más acciones de las que posteriormente beneficiarnos de sus retribuciones a accionistas (dividendos).
 
Cuando Buffet nos dice que le gusta ver como las compañías que compra languidecen en bolsa los próximos 4 o 5 años desde que realiza su entrada en el valor, la gente se extraña. Su fuerte exposición a IBM ha sido muy criticada por el comportamiento de la acción durante los últimos años, pero pacientemente, durante estos años ha recibido buenos dividendos y además ha ido incrementando exposición en IBM, un dinosaurio que sigue generando ingentes cantidades de dinero que sin duda Buffet y su equipo sabe rentabilizar muy bien. Veamos unas cifras que se obtienen fácilmente de las cartas anuales de buffet a los que he añadido la columna de dividendos recibidos.

Fecha
Nº de títulos
Inversión acumulada (Mn$)
Precio medio
Dividendo del año siguiente ($)
Dividendos brutos (Mn$)
31/12/2011
63.905.931
$10.856
$169,87
3,3
$210,8
31/12/2012
68.115.484
$11.680
$171,47
3,7
$252,0
31/12/2013
68.121.984
$11.681
$171,47
4,25
$289,5
31/12/2014
76.971.817
$13.157
$170,93
5
$384,8
31/12/2015
81.033.450
$13.791
$170,19
5,5
$445,6
 
El precio actual de los más de 81 Mn de títulos de IBM que tiene Berkshire es en el mercado de 12.870 Mn$ (casi 1.00 Mn$ menos de lo pagado por las acciones), sin embargo, en estos cinco años, mientras Buffet seguía tranquilamente acumulando acciones de IBM ha recibido un dividendo de 1.582 Mn€.
 
Sí, es cierto, no he contabilizado los impuestos, pero aún con ellos, Berkshire sale ganando con la inversión en IBM y lo que es más que probable, seguirá ganando durante muchos años porque el dividendo va a seguir subiendo mientras IBM se reestructura.
 
Aunque Buffet tiene siempre, como él dice, su arma preparada para cazar elefantes, gracias a la gran capacidad de generación de caja que tiene Berkshire Hathaway, la entrada en IBM fue muy fuerte de inicio, pero en durante los siguientes cinco años tras su entrada inicial ha ido aumentando de forma que su posición a fecha de fin de 2015 era más de un 25% superior, lo que demuestra la confianza en un valor a pesar de no haberse comportado en bolsa como a la mayoría de los inversores les gusta que lo hagan sus posiciones (subiendo).
 
Es cierto, sienta bien al orgullo, poder decir que el precio de las acciones que ayer compré a 10 es ahora de 20 y que he "ganado" un 100% de mi inversión, pero seguramente esa revalorización provoque tentaciones de vender un valor antes de lo debido, es por eso, por lo que no me suelo fijar en el porcentaje de revalorización de una acción en particular, sino en otro parámetro, que es el número de años que tardaría en lograr vía dividendos el importe de la revalorización de un título.
 
Personalmente ya sabéis que, de forma general, creo que el mejor momento de vender una acción de una gran empresa es "nunca", pero también sabéis que yo mismo he vendido acciones con grandes revalorizaciones, no porque pensara que la empresa fuera a ir mal, sino porque pensaba que el valor que obtendría en dividendos de ella en los próximos 30-40 años no iba a compensar la revalorización que habría obtenido de ella vendiendo las acciones. En mi hoja de seguimiento de cartera (ejemplo en Control de Cartera en Utilidades) tengo un parámetro indicador que llamo sobrevalor en el que divido el importe que se ha revalorizado la inversión en un título entre el dividendo bruto anual que obtengo de esos títulos.
 
Cuando el indicador sobrevalor supera los 40, no es venta inmediata entre otros motivos, porque no contempla el crecimiento futuro del dividendo, para mí es un indicativo que me lleva a revisar en detalle el crecimiento esperado de los próximos años de esta compañía y hago un ajuste más fino para estimar cuantos años tardaría en conseguir el importe de la revalorización de los títulos vía dividendos (Si mal no recuerdo mis ventas de Walgreens las hice con el indicador sobrevalor en algo más de 46 años).
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana (pocas en esta ocasión), pero espero que sean de vuestro interés:

domingo, 21 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 33 - 2016


La pasada semana os presentaba la actualización del Semáforo de dividendos tras los resultados del primer semestre de la mayoría de las compañías. Es normal esperar a algunas compañías, como Inditex, que tienen un calendario diferente del más frecuente en bolsa, pero otras, como ENCE me ha llamado la atención porque suele presentar resultados del semestre antes de Agosto y en esta ocasión no ha ocurrido (espero que no sea mala señal para sus accionistas) aunque en bolsa no se está comportando demasiado bien últimamente.
 
En el Semáforo no están todas las compañías que son adecuadas para la inversión en dividendos y con total probabilidad no coincidiremos, no en una, sino en muchas de mis opiniones. Pero esto es algo normal y yo diría que hasta bueno, puesto que la diversidad de opiniones en bolsa (entre otras cosas) favorece el movimiento del precio de las acciones y nos permite a unos y a otros comprar acciones a mejores precios.
 
Existe la tendencia, soy el primero en caer en ella, de intentar adivinar el siguiente o los siguientes movimientos del mercado. Ya sea bien mediante el "sentimiento", o la "intuición", dos armas muy peligrosas a la hora de invertir, o bien con el análisis de la situación económica local y global o yendo más al detalle mediante el cuidadoso estudio de las cuentas de una compañía o con sesudos análisis de las tendencias que describen los gráficos.
 
Yo personalmente he caído en todas estas circunstancias. Ejemplos antiguos y no tan antiguos de esto son: "EE.UU. lleva tanto tiempo subiendo que en algún momento tiene que caer", "la economía Española no acompaña, el paro está por las nubes, la bolsa tiene pinta de seguir cayendo", "después de rebotar en la línea de tendencia alcista tiene pinta de ir a buscar máximos".
 
Los que me leéis con cierta frecuencia sabéis que utilizo, o mejor dicho, intento utilizar el análisis de los datos que proporcionan las compañías en sus informes trimestrales y anuales para determinar si una compañía es válida o no para el tipo de inversión y sobre esto me apoyo del conocimiento de la empresa y sus circunstancias (ventajas competitivas, tendencia del sector, etc.) y una vez determinada en mi opinión la bondad de la compañía para la inversión a largo plazo en dividendos, utilizo el análisis técnico básico para intentar afinar el precio de compra.
 
Así mismo, utilizo cierta diversificación temporal en las compras (no un dollar cost average al uso), para intentar evitar adquirir grandes posiciones en malos momentos. En caso de comprar en un momento malo, no me preocupo en exceso porque con el promedio de futuras compras bajaré el precio medio.
 
El promediar a la baja es algo que está en contra de forma radical con la inversión habitual en bolsa. Ese tipo de inversión que se basa fundamentalmente en comprar barato y vender caro. Algo sobre el papel teóricamente fácil, pero en la práctica muy difícil de realizar de forma sistemática. Fijaos si es difícil que hay que vive de vender seminarios en los que se postula para comprar caro con el fin de vender más caro todavía (buscando valores que suban).
 
Pues bien, promediar a la baja no es todo lo malo que puede parecer.
 
Hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja será una mala decisión, porque puede suponer comprar un valor que ha dejado de ser adecuado para invertir en él ya sea porque una mala gestión irreversible o simplemente un cambio en las circunstancias que rodean a la compañía o a su sector hacen que la sociedad no vaya a recuperar nunca el estatus y capacidad de generar riqueza de antaño.
 
Pero hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja es la decisión adecuada, porque puede suponer comprar un valor que simplemente atraviesa un mal momento, pero que con las medidas adecuadas o simplemente por un próximo cambio de sesgo en su sector acabará recuperándose y por lo tanto promediar a la baja nos ofrecerá mayor rentabilidad en el global de nuestra inversión.
 
Dicho esto y mirando mi cartera, tengo valores como Santander, BBVA, Telefónica, Mapfre, Zardoya, Gas Natural, Abertis y OHL con pérdidas (en algunos casos muy superiores a los otros) y que son susceptibles de promediar a la baja. En todos, a excepción de OHL, confío en el promediado a la baja como decisión adecuada. No es que haya dejado de creer en OHL, pero la prudencia y la gestión de riesgos me hace detener cualquier deseo de promediar a la baja este valor antes de ver más resultados.
 
Promediar al alza, sin embargo, está algo mejor visto entre los inversores, ya que supone en general comprar valores ganadores, es decir, valores que suben y que se espera que sigan subiendo. Esto, por el contrario es algo mucho más difícil para la mentalidad de un inversor en dividendos, ya que por lo general suele reducirnos la rentabilidad media de nuestra inversión y eso es algo difícil de aceptar, además cuando el precio sube, con el mismo capital podemos comprar menos acciones y esto es algo que nos molesta. Cuando hemos comprado BME con una rentabilidad del 10%, resulta difícil comprarla nuevamente con una rentabilidad de "sólo" el 5%. Esto es algo contra lo que los inversores en dividendo tenemos que lugar, porque las rentabilidades excepcionales que vivimos actualmente y que hemos vivido anteriormente en algunos valores no son más que un síntoma de lo infravalorado de los valores y no son situaciones que se suelan repetir con mucha frecuencia, así que comprar REE o ENG mientras suben es una necesidad.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

domingo, 31 de julio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 30 - 2016

Lectura semana don dividendo 30-2016

Según adelantábamos el pasado sábado, la semana se presentaba muy entretenida en cuanto a la presentación de resultados del primer semestre y como es habitual, hemos tenido luces y sombras. Comentaremos alguna de ellas a lo largo de esta entrada.
 
A pesar de tanta noticia, el Ibex35 ha seguido en el lateral que venía describiendo de corto plazo y se ha movido dentro de un rango prudente que le ha llevado respecto del cierre de la semana pasada desde unos mínimos de 8.479,20 (-1,4%) hasta unos máximos de 8.720,20 (+1,4$%), cerrando el viernes en los 8.527,20 puntos, lo que supone acabar la semana con una ligera pérdida del 0,15%, para terminar el mes de Julio con una importante subida del 5,19%.
 
La subida de este mes de Julio, deja al índice selectivo un 10% por debajo del inicio del año y si nos comparamos respecto de los máximos de la última burbuja, estamos todavía a un 46% de dichos máximos. Mientras tanto en EE.UU. nos encontramos con un S&P500 rompiendo máximos históricos.
 
Es decir, los que pensábamos que la diferencia de valoraciones existente entre EE.UU. y Europa (España en particular) se saldaría o bien con una bajada de EE.UU. o bien con una subida de Europa nos hemos equivocado.
 
Siendo un poco auto-condescendiente, podría decir algo así: Nos hemos precipitado al pensar que a EE.UU. se le acabaría pronto la gasolina y en algún momento acabaría cayendo.
 
No me cabe duda de la ciclicidad de las índices y de la existencia de periodos de euforia y depresión por los que pasa irremediablemente los mercados, pero el momento de transición y cambio de percepción de una todo poderosa bolsa norteamericana parece que no tiene intención de producirse.
 
Por lo tanto, y mientras la bolsa norteamericana siga a unos ratios de valoración tan exigentes (aunque no de burbuja generalizada), pero sí muy lejos de estar infravalorados, considero mucho más adecuado buscar valores en un mercado como el nacional que se encuentra, en mi opinión penalizado en exceso.
 
Dicho esto, excepciones a esta opinión general seguro que las hay, es decir, seguro que tenemos valores en EE.UU. infravalorados y valores en España sobrevalorados. Así que antes de comprar cualquier valor debemos seguir evaluando, como siempre, el margen de seguridad con el que realizamos la compra. Por muy buena que sea una empresa, no podemos comprarla a cualquier precio.
 
Una empresa nos ofrece un precio con un determinado margen de seguridad, simplificando, cuando la compramos a un precio inferior al que podemos denominar justo. Comprar con margen de seguridad nos facilita nuestra vida como inversores a largo plazo ya que nos protege ante errores de valoración de compañías y nos ayuda a preservar el capital.
 
Ante la avalancha de resultados, paso a continuación a comentar los más llamativos (como he indicado al principio, tratar todos no me es posible, aunque espero que la semana próxima, donde tenemos muy pocos resultados, poder exponer alguno de la semana actual): 

sábado, 23 de julio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 29 - 2016

Lectura semana don dividendo 29-2016
Gracias por vuestras palabras y comprensión en mi ausencia. Ya estoy de vuelta tras un largo viaje. Así que nos podemos centrar en bolsa, porque de la locura que invade el mundo mejor ni hablar.
 
Los inversores en dividendos tenemos alguna que otra ventaja sobre el resto de inversores y entre ellas para mí destaca el hecho de no requerir de un continuado seguimiento de los valores en cartera. La toma de decisiones de un inversor en dividendo es más lenta, cierto, pero cuando se toma la decisión de que una acción es buena para nuestra estrategia, no tenemos que vigilar la evolución de la acción de forma diaria. Además, cuando las compañías caen, en lugar de preocuparnos, nosotros nos frotamos las manos porque podemos comprar más acciones de nuestras compañías favoritas.
 
Por lo tanto, estar unas semanas desconectado del mercado puede resultar hasta sano. Una pequeña desintoxicación de noticias económicas no viene mal de vez en cuando. Las compañías que son de nuestro interés no cambian en semanas, ni meses, por lo que rara vez nos perdemos algo importante si no seguimos los valores de forma diaria.
 
Dicho esto, no me parece mal, dejar puestas alguna caña de pescar en el mercado por si se produce algún fenómeno transitorio que podamos aprovechar. No todos los días hay un Brexit. Pero si vamos a estar ausentes un tiempo de los mercados y tenemos capital disponible para invertir, ¿porqué no dejar una caña puesta por si a la vuelta tenemos un bonito pez en el anzuelo?.
 
Es cierto que puede que no compremos en el mínimo, ni tan siquiera cerca de él, pero cuando pongamos la caña, la debemos de poner a un precio en el que estemos contentos con comprar las acciones. Las cañas que dejé puestas en mi ausencia no, se han activado, pero no he perdido nada en el intento y todavía tengo una puesta hasta el final de esta semana.
 
Durante estas dos semanas el IBEX35 ha subido hasta cerrar en los 8.599,90, esto es, un 5% aproximadamente, aunque quizás lo más destacado de la semana sea el comienzo de la presentación de resultados y que comentamos a continuación:   

sábado, 18 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 24 - 2016

Lectura semana don dividendo 24-2016
 
Esta semana conocíamos los resultados de los últimos tres meses de una de las grandes ausentes en mi cartera. Me refiero a Inditex. Los resultados no han defraudado pero la dureza del mercado en estos días le ha impedido brillar.
 
Apoyándose en un fuerte aumento de las ventas que en moneda local supondrían un +17%, la compañía presenta (en Euros) unas ventas netas de 4.879Mn€ (+12%) y un margen bruto de 2.834 Mn€ (+9%), por lo que se puede decir que el coste de venta ha subido un 15% (Desde los 1.777 Mn€ en el primer trimestre de 2015 hasta los 2.045 estos últimos tres meses).
 
El Ebitda sube un 7% hasta los 955 Mn€ y el Ebit un 6% hasta los 705 Mn€. Con lo que el beneficio neto sube un 6% hasta los 554 Mn€ apoyado por la menor tasa impositiva.
 
La compañía sigue controlando los gastos operativos, que suben un 10% hasta los 1.877 Mn€ y acaba el trimestre con una posición financiera neta de 5.016 Mn€.
 
La fórmula de crecimiento controlado de Inditex sigue dando sus frutos y la apertura de algo más de 70 tiendas en el trimestre así lo demuestran, donde como es habitual Zara y Zara Home siguen creciendo fuertemente en número de tiendas. Como nota negativa, esta vez hay que destacar el cierre de 10 establecimientos Zara Kids. En el último año el número de tiendas ha aumentado en 339 (de marzo a marzo). Online, continúa introduciéndose en más mercados y para finales de año pretende tener todas sus tiendas accesibles en internet para toda Europa y Turquía.
 
Mientras la compañía sea capaz de mantener el ritmo de crecimiento y pueda seguir reproduciendo los mismos resultados globales, tenemos crecimiento para rato. La compañía cierra el trimestre con 7.085 tiendas y sigue con su política de aperturas de tiendas insignia "flagships" en localizaciones principales ("prime").
 
La compañía, como viene siendo habitual ofrece datos de ventas hasta unos pocos días antes de la presentación de resultados: Desde 1 de Mayo a 13 de Junio indica que las ventas suben un 15%.
 
En los resultados del trimestre, las divisas han tenido un impacto notable, pero aún con todo, la elevada calidad de la compañía y la buena diversificación geográfica le ha permitido salir airosa un trimestre más mostrando una tasa de crecimiento atractiva. Cuando las divisas jueguen a su favor el crecimiento podría llegar a ser impresionante.
 
La buena evolución de su posición financiera aporta una gran tranquilidad para la futura continuidad del modelo de crecimiento de la compañía, que no tiene que recurrir a deuda para crecer y además le permite un payout del 65%.
 
El dividendo a cargo de 2015 de 0,6€ está formado por 0,32€ de dividendo ordinario y 0,28€ de dividendo extraordinario, repartido en dos pagos, el segundo de los cuales se pagará a finales del próximo mes de octubre por importe de 0,3€ (0,16€ ordinario y 0,14€ extraordinario).
 
La rentabilidad del dividendo ordinario a precio actual es del 1,09% y la del dividendo total entregado (extraordinario y ordinario incluidos) sube hasta el 2,05%.
 
Con estas cifras y considerando la prolongación para todo el ejercicio del buen comportamiento de ventas y márgenes mostrado hasta la fecha, la compañía debería superar ligeramente el BPA de 1€ a cierre de 2016 y esto a precio actual significa un PER-2016 aproximadamente de 29.
 
Como os comenté en la última actualización del Semáforo, una vez conocido los resultados del primer trimestre procedo a actualizar mi opinión sobre la compañía. Aunque admito que por las perspectivas de crecimiento y buenos resultados Inditex creo que tendré que comprarla más cara que las demás, me resisto a comprar una compañía de 90.000 Mn€ de capitalización con PER cercano a 30. Mantengo mi opinión: Compraría fuerte por debajo de PER 20 (Precio aproximado: 20€ y rentabilidad dividendo 3%), pero comenzaré a comprar en PER 25 (Precio aproximado: 25€ y rentabilidad dividendo 2,4%).
 
Esta semana, las fuertes caídas me han impedido cumplir mi propio plan. Pensaba, como os había contado, guardar capital construyendo un fondo para compras para EE.UU. y no he podido resistirme a los precios que se han dado en España y he agotado mi liquidez (bueno, casi, porque con los dividendos de aquí a final de mes podría realizar otra compra completa). No sé si seguirá cayendo, pero los precios de Mapfre, Zardoya y mi debilidad por BME han tenido la culpa de haberme quedado casi sin liquidez y eso que tras la última compra de BBVA no iba a invertir más hasta dentro de un tiempo. Sin embargo, finalmente he concentrado la compras a precios que considero muy buenos para el largo plazo y no estoy especialmente preocupado por ello.
 
En esta ocasión no tengo tiempo para comentar las noticias más interesantes de la semana. Tengo que hacer la maleta y no para irme de vacaciones. Destacando lo que parece ya el cierre de la unión de Gamesa y Siemens para formar un peso pesado en el sector, del que creo que uno de los mayores beneficiados va a ser Iberdrola. También destaca la operación de venta de Urbaser por parte de ACS y la demanda de Sinopec a Repsol. En ambos casos todavía hay que esperar un poco para saber el desenlace.
 
En el siguiente enlace, podéis ver los próximos dividendos hasta final de año (según se ha publicado).
 
Espero que os guste esta entrada y recordad suscribiros al blog mediante E-mail, Facebook o Twitter. Se agradecen ReTwitts y sus variantes en facebook, menéame u otras redes sociales.
 
Saludos

domingo, 12 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 23 - 2016

Lectura semana don dividendo 23-2016
Cuando se habla de inversión hay una serie de frases "típicas" que forman parte del ideario tradicional, como "rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras",... pero la que me viene a la mente cuando se producen caídas tan fuertes como estos últimos días es "a toro pasado, todos somos Manolete".
 
Durante estos días y posiblemente el fin de semana vamos a ver todo tipo de explicaciones mostrando la multitud de argumentos que sirven para justificar la vuelta a los 8.500 puntos de Ibex, justo cuando hace un par de semanas todo parecía indicar un nuevo intento de recuperar una tendencia alcista clara.
 
Argumentos como: La incertidumbre creciente por la igualdad en las encuestas del Brexit hace que los fondos de inversión y los inversores en compañías con exposición a Reino Unido estén liquidando ante el miedo del Brexit, no porque la bolsa del Reino Unido esté cayendo (parece la que mejor aguanta el temporal), sino por lo que puede caer si se produce un voto afirmativo a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Y es que los inversores a corto y medio plazo prefieren estar fuera del mercado ante el riesgo de una fuerte caída.
 
Esto es algo relativamente normal y justamente es lo que tendríamos que intentar aprovechar. De hecho, en caso de un susto mayor en la bolsa del Reino Unido, mis ojos no hacen más que mirar a Diageo (DGE), porque Unilever no tiene pinta de caer.
 
Si a esto sumamos la indecisión por la situación política nacional y por lo que apuntan las encuestas, la no descartable posibilidad de prolongación del culebrón con incluso una tercera ronda, o si no es por eso, siempre podemos acabar culpando a la volatilidad del precio del petróleo que ha subido por razones "accidentales" y por lo tanto podría desandar el camino andado en cualquier momento. ¡Ah!. Casi me olvido. ¡Que viene el coco!, esto es: Podrían subir los tipos en EE.UU., amenaza que no por antigua deja de ser un pretexto muy socorrida.
 
Siempre es posible encontrar excusas a lo ocurrido, podrán ser más o menos acertadas, quizás sean una combinación de todas o de ninguna, pero lo que es seguro es que el mercado no va a estarse quieto. Y tal como os comentaba unos días atrás, en cada bajada realizaré alguna compra en la medida que pueda. Puede que no sea en el punto perfecto y la bolsa siga cayendo hasta los 8.000 puntos o más abajo, o puede que en algún momento se dé la vuelta y no se acerque a dicha cota.
 
Yo, en particular, el viernes cerca al cierre compre unas cuantas BBVA a 5,348€. Por el importe habitual de media compra, por si sigue bajando comprar unas cuantas algo más abajo, ya sea de esta misma compañía o de otra que me resulta más interesante en el momento.
 
En España el ruido del Brexit puede poner muy apetecibles próximamente a Santander, Telefónica y Ferrovial, y en Reino Unido, como os comentaba, me gusta Diageo. La incertidumbre ligada a las elecciones quizás nos dé buena oportunidades de entrada en Abertis, Enagás, Red Eléctrica. Ahora veo oportunidades mucho más claras en Europa que en EE.UU., que en algún momento podría corregir, por lo que ahí soy mucho más selectivo. Cuando se produzca una bajada considerable en EE.UU. habrá que intentar comprar alguna de estas: Coca Cola, Pepsi, Johnson&Johnson, Procter&Gamble, 3M, Walgreen, United Technologies, aunque en EE.UU. hay tanto donde elegir que quizás entre alguna que otra antes en cartera.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

sábado, 28 de mayo de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 21 - 2016

Pues ya tenemos el calor encima y parece que ha venido para quedarse. En breve tenemos nuevamente elecciones y el mercado parece haberse desperezado un poco. Por esto quería traeros hoy un gráfico de largo plazo del Ibex35:
 
IBEX35 Index_DonDividendo_Mayo_2016

En este gráfico mensual he marcado los grandes giros al alza del índice que se dieron en los años 1995, 2003, 2008 y 2012, que coinciden con la recuperación del estocástico de la zona de sobre compra y posterior confirmación de cruce de MACD, aunque como puede observarse el MACD en mensual es un indicador muy retrasado, del que si esperamos confirmación para operar en mensual nos puede hacer perder la mayoría de algunas subidas bruscas.
 
Si nos fijamos en el índice a fecha de hoy, el estocástico mensual comienza a salir de la zona de sobrecompra y el MACD apunta a cruzarse en breve (¿meses?). Por lo que los optimistas, comienzan a ver el fin de las caídas y la formación de un posible suelo de largo plazo en el retroceso del 61,8% de la última subida que comenzó a finales de 2012. Algo que técnicamente tiene todo el sentido, aunque la confirmación de este cambio de tendencia sólo se produciría tras la superación de la resistencia que forma la línea azul y su posterior re-confirmación con la superación de los 11.900 puntos de Ibex.
 
Pero como los gráficos solo muestran datos, estos son generalmente interpretables y hay quien opina lo contrario y ven las subidas recientes como los últimos coletazos de una reacción que nos llevará nuevamente hacia mínimos.
 
De modo muy simplificado:
Los defensores de la primera hipótesis confían en la recuperación económica y con ella en la continuidad de los beneficios empresariales para apoyar una subida fuerte de la bolsa.
 
Los defensores de la segunda hipótesis no ven tan clara la recuperación y además se preocupan del posible derrumbe de la bolsa americana tras muchos años de subida.
 
Como es habitual, hay siempre bajistas, siempre alcistas y aquellos que cambian de opinión (generalmente en el momento equivocado). Y la pregunta del millón es: ¿qué hacemos entonces?.
 
Ya sabéis que no seré yo quien os diga lo que tenéis que hacer, pero sí que os puedo decir lo que voy a hacer yo:
 
Como os podéis imaginar, a los precios actuales considero que hay un buen puñado de acciones atractivas para ser compradas (ver la sección del Semáforo), pero también hay otro buen puñado de acciones (especialmente norteamericanas: 3M, AFLAC, JNJ, KO, TGT, UTX y alguna inglesa: DGE) y tantas otras que me gustaría tener y que ahora las veo lejos del precio al que me gustaría comprarlas.
 
Entonces, mi decisión ha sido la de "nadar y guardar la ropa", es decir, sigo invirtiendo, pero estoy guardando un pequeño colchoncito de liquidez para aprovechar posibles caídas con esa liquidez, lo cual a corto plazo va a hacer que la rentabilidad que obtenga de mis inversiones sea menor a la planificada inicialmente, pero creo me va a permitir cierto margen de maniobra para poder comprar las compañías a precios más atractivos para el largo plazo.
 
Este colchón no va a ser gigantesco, entre otras cosas porque ya tengo muy ajustada mi capacidad de ahorro, pero cualquier sobrante o ingreso extraordinario va destinado al colchón, de forma que, entre el capital procedente del ahorro y los dividendos, acumulo cierta liquidez mientras sigo comprando algunas de las acciones que ya tengo (p.ej.: Ferrovial, reinvierto el dividendo y amplio ligeramente porque sin estar super barata, la veo a un precio aceptable, añado más GAS cada vez que acumulo un buen pellizco de dividendos, etc.).
 
De esta forma, sigo alimentando de modo selectivo mi particular bola de nieve, de la que ya empiezo poco a poco a notar cada vez con más fuerza la importancia de los dividendos recibidos año tras año y a la vez me dejo cierto margen para aprovechar un posible cambio del mercado norteamericano o porqué no, una sorpresa en el Brexit que me permita cazar a DGE a 16 libras o la inestabilidad que provocan las próximas elecciones en España.
 
No es ni mucho menos un planteamiento sesudo ni matemático, es lo que a mí me hace sentir tranquilo. Podría seguir invirtiendo normalmente y en caso de gran oportunidad de mercado recurrir al fondo de emergencia, pero eso no me gusta, me haría estar inquieto y ya sabéis lo que aprecio dormir a pierna suelta, lo necesito de verdad, yo duermo muy mal, siempre están rondándome ideas y pensamientos por la cabeza y si además me tengo que preocupar mínimamente de mis inversiones a la hora de descansar, sería incapaz de dormir, así que aunque a algunos le sorprenda que invierta en bolsa con mi particular aversión al riesgo, esto es una decisión meditada y con la que estoy muy tranquilo.
 
Este es mi camino y si sirve de algo que lo comparta con vosotros, estupendo, pero ya os digo, como lo hago siempre, cada uno de vosotros es responsable de sus propias decisiones y lo que puede resultarme bien a mí, no tiene porqué serlo para otros.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

sábado, 30 de abril de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 17 - 2016

 
Lectura semana don dividendo 17-2015

El dinero llama al dinero. A excepción de la FED, el BCE o entidades similares que crean dinero de la nada (generalmente a base de deuda), el dinero no se fabrica, sólo cambia de manos en función de lo que se quiera pagar por un bien o por un servicio.
 
Y quien diga que os puede hacer ricos con una mínima inversión o sin ella y en poco tiempo, no está siendo sincero (por no decir que está mintiendo). Los juegos de azar y la suerte no cuentan como métodos de inversión. Así que si queréis alcanzar riqueza en un periodo corto de tiempo, no sigas leyendo.
 
Sin embargo, si lo que quieres es mejorar tu situación financiera y dedicarle cierto trabajo y tiempo, sin ser un o una lumbrera, entonces, estaré encantado de acompañarte en el camino que vamos a realizar juntos en busca de la independencia financiera.
 
Análogamente, para que una empresa genere beneficios tiene que proporcionar un servicio o vender productos, es decir, satisfacer una demanda de un tercero que está dispuesto a pagar por ella. Todo esto cuesta dinero y en pocas ocasiones, muy pocas podemos pasar de un chaval haciendo un software en su habitación mientras estudia en la universidad (por cierto generalmente en Stanford: Google, o Harvard: Facebook) o de un grupo de friquis en un garaje haciendo un ordenador (Apple), a ser supermillonario.
 
El mundo está lleno de mentes privilegiadas (he tenido el gusto de conocer a más de una) que se han quedado en los primeros escalones de un futuro éxito que nunca les ha llegado, muy a pesar de su elevado cociente intelectual o de su chispeante energía y capacidad de trabajo.
 
Personalmente, nunca he aspirado a tanto, pero siempre he querido depender de mi mismo y por esto he elegido (no sin dar unos cuantos bandazos antes) la inversión en bolsa en empresas que reparten dividendos sólidos y crecientes como la forma de lograr mis objetivos de aumento de salud financiera a largo plazo.
 
Insisto en lo de largo plazo, porque esto es una carrera de fondo y no un sprint donde debo comprar acciones ahora como loco porque creo que la bolsa va a subir próximamente. No sé lo que ocurrirá mañana, ni pasado, ni dentro de X años (aunque como todo el mundo tengo una opinión), pero sí creo que donde mejor va a estar posicionado mi dinero es en este tipo de empresas que tienen capacidad de crecimiento y que además se acuerdan de sus accionistas con frecuencia para retribuirlos de forma creciente.
 
Los dividendos que recibo, los acumulo hasta que puedo reinvertirlos para así aprovechar el mecanismo del interés compuesto (nuestro mejor aliado). Estos dividendos, con el tiempo, deberían ser lo suficientemente amplios, seguros y estables como para considerarlos equivalentes a los ingresos de un trabajo al que ni tan siquiera tenga que ir. Aunque ojo, aquí no hay nada garantizado y hay que vigilar las inversiones.
 
Puede que para muchos, la inversión en bolsa sea demasiado arriesgada al no ser capaz de enfrentarse a las oscilaciones que puede presentarse en una cartera a lo largo del tiempo. En los últimos años mi cartera ha estado desde un -30% hasta un +30%. Yo sé que puedo tolerarlo (he visto posiciones por debajo del 50% y he permanecido tranquilo), pero comprendo que no todo el mundo tiene la capacidad de aguante necesaria. Si no se tiene este carácter es mejor no invertir nada en bolsa o en cualquier otro activo ligado a bolsa, ya que lo más probable es que con cada caída en la valoración de los activos, el nerviosismo les haga vender en el peor momento y por lo tanto pierdan gran parte del capital invertido.
 
Al encontrarnos en época de presentación de resultados trimestrales, me permito saltarme las noticias de esta semana y me centro a continuación en dar un repaso a algunos de los resultados más interesantes presentados, así que espero que sean de vuestro interés:  

sábado, 9 de abril de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 14 - 2016

Lectura semana don dividendo 14-2016

Esta semana ha comenzado la campaña de la Renta de 2015. Tras los habituales errores a su inicio (colapso de servidores, bloqueos de IP en declaraciones conjuntas, duplicidad de información en los datos volcados,... etc), parece que poco a poco se va estabilizando el sistema que este año presenta la novedad de no tener que instalar el programa Padre siendo posible realizar la declaración directamente mediante la web de la Agencia Tributaria: Renta Web.
 
Una vez más, os recuerdo lo importante de revisar muy bien los datos que se incorporan automáticamente en la declaración. En este ejercicio, la web ya sabe los dividendos que hemos cobrado y lo que nos han retenido, la verdad es que con el grado de "fiscalización" que tenemos (quiero decir, que lo saben todo de nosotros) ya prácticamente ha llegado el momento en el que pueden hacer todo el proceso sin nosotros. Pero los programas lo siguen haciendo personas (espero que por muchos años) y por lo tanto, todavía hay errores que requieren de nuestra supervisión.
 
En esta ocasión y en mi caso particular, los datos que yo tenía previamente cargados tenían duplicados prácticamente todos los datos, incluso me habían puesto 4 hijos, con eso os lo digo todo, así que dedicadle algo de tiempo a la declaración, por la cuenta que nos trae.
 
La casilla relevante para la recuperar los dividendos cobrados en el extranjero es la 528 (página 15 de la declaración). La doble imposición de dividendos que sufrimos en nuestras acciones del extranjero podemos recuperarla, aunque ya sabéis que no siempre todo ya que depende de cuánto nos retengan en origen. En mi caso, al estar invertido sólo en EE.UU. y tener una retención del 15% (al tener el W-8BEN tramitado) puedo recuperar la totalidad de los dividendos retenidos en origen, por lo que invertir en EE.UU. no me supone ninguna pérdida de dividendos, eso sí, lo recupero sólo cuando hago la declaración de IRPF.
 
En la casilla 528, hay que elegir el tipo 2 e introducir los dividendos brutos cobrados de las acciones extranjeras y lo retenido en origen. Más sencillo imposible, lo difícil, como todos los años, es encontrar la casilla adecuada en el documento.
 
Olvidándonos un poco del entorno doméstico y mirando al otro lado del Atlántico, en EE.UU. siguen con su particular carrera pre-electoral y en su mercado parece adivinarse cierto agotamiento. Hay quien ya se aventura a fijar un techo de mercado ligeramente por encima de los 2.100 puntos del SP500, aunque yo sigo siendo prudente, teniendo en cuenta que el SP500 lleva en un lateral entre 1800 y 2100 desde octubre de 2014 y mientras no se perfore al alza o a la baja dicho lateral no me arriesgaría a predecir el sentido del mercado (eso lo dejo para los adivinos).

S&P500 dondividendo2016

No tengo claro si la fortaleza del mercado norteamericano procede tanto de los buenos resultados y previsiones de sus empresas o si el QE de Europa al estilo Draghi parece que se ha dirigido a realizar compras en EE.UU. y no tanto en Europa, pero lo que es seguro es que la bolsa tiene ciclos y tras una subida que se prolonga desde 2009 ya va tocando un descanso.
 
Sin embargo, no utilizo la palabra descanso como un sinónimo de descenso ya que la bolsa podría quedarse dos o tres años más en lateral hasta que las valoraciones de las compañías alcancen unos ratios más razonables y comiencen a despegar nuevamente en bolsa. Este escenario es posible, como también lo es que el SP caiga hasta 1.500 en ese mismo periodo (-25%). Si esto se produce, habría que intentar comprar lo máximo posible en su momento.
 
¿Esperamos pues a que caiga el mercado en EE.UU. para comprar?, ¿compramos ya?, ¿qué podemos comprar?.
 
Pues como siempre os digo, en la práctica totalidad de las situaciones (mercados alcistas, laterales y bajistas) nos vamos a encontrar acciones que merecen la pena ser compradas. Por lo tanto, sólo tenemos que ser más selectivos a la hora de invertir en EE.UU. Ahora mismo se me viene a la cabeza ADM, por poner un ejemplo (hace poco EMR, HCP e IBM dieron una oportunidad también) clara aunque ahora han recuperado bastante y quizás merezca la pena esperar un poco por si nos dan una oportunidad mejor.
 
En el Reino Unido, hay una compañía muy penalizada últimamente por los malos resultados que despierta mi interés, se trata de Cobham, pero todavía no tengo claro si los problemas actuales son coyunturales y resolubles o si se verán obligados a romper su magnífico histórico de dividendos crecientes. Ya hablaremos de esta empresa en otro momento si concluyo algún día su análisis.
 
Dicho esto y en mi humilde opinión, veo opciones mucho más claras en el mercado español (como os contaba en la pasada edición del Semáforo) que fuera de nuestras fronteras.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...