Mostrando entradas con la etiqueta socimi. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta socimi. Mostrar todas las entradas

domingo, 21 de agosto de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 33 - 2016


La pasada semana os presentaba la actualización del Semáforo de dividendos tras los resultados del primer semestre de la mayoría de las compañías. Es normal esperar a algunas compañías, como Inditex, que tienen un calendario diferente del más frecuente en bolsa, pero otras, como ENCE me ha llamado la atención porque suele presentar resultados del semestre antes de Agosto y en esta ocasión no ha ocurrido (espero que no sea mala señal para sus accionistas) aunque en bolsa no se está comportando demasiado bien últimamente.
 
En el Semáforo no están todas las compañías que son adecuadas para la inversión en dividendos y con total probabilidad no coincidiremos, no en una, sino en muchas de mis opiniones. Pero esto es algo normal y yo diría que hasta bueno, puesto que la diversidad de opiniones en bolsa (entre otras cosas) favorece el movimiento del precio de las acciones y nos permite a unos y a otros comprar acciones a mejores precios.
 
Existe la tendencia, soy el primero en caer en ella, de intentar adivinar el siguiente o los siguientes movimientos del mercado. Ya sea bien mediante el "sentimiento", o la "intuición", dos armas muy peligrosas a la hora de invertir, o bien con el análisis de la situación económica local y global o yendo más al detalle mediante el cuidadoso estudio de las cuentas de una compañía o con sesudos análisis de las tendencias que describen los gráficos.
 
Yo personalmente he caído en todas estas circunstancias. Ejemplos antiguos y no tan antiguos de esto son: "EE.UU. lleva tanto tiempo subiendo que en algún momento tiene que caer", "la economía Española no acompaña, el paro está por las nubes, la bolsa tiene pinta de seguir cayendo", "después de rebotar en la línea de tendencia alcista tiene pinta de ir a buscar máximos".
 
Los que me leéis con cierta frecuencia sabéis que utilizo, o mejor dicho, intento utilizar el análisis de los datos que proporcionan las compañías en sus informes trimestrales y anuales para determinar si una compañía es válida o no para el tipo de inversión y sobre esto me apoyo del conocimiento de la empresa y sus circunstancias (ventajas competitivas, tendencia del sector, etc.) y una vez determinada en mi opinión la bondad de la compañía para la inversión a largo plazo en dividendos, utilizo el análisis técnico básico para intentar afinar el precio de compra.
 
Así mismo, utilizo cierta diversificación temporal en las compras (no un dollar cost average al uso), para intentar evitar adquirir grandes posiciones en malos momentos. En caso de comprar en un momento malo, no me preocupo en exceso porque con el promedio de futuras compras bajaré el precio medio.
 
El promediar a la baja es algo que está en contra de forma radical con la inversión habitual en bolsa. Ese tipo de inversión que se basa fundamentalmente en comprar barato y vender caro. Algo sobre el papel teóricamente fácil, pero en la práctica muy difícil de realizar de forma sistemática. Fijaos si es difícil que hay que vive de vender seminarios en los que se postula para comprar caro con el fin de vender más caro todavía (buscando valores que suban).
 
Pues bien, promediar a la baja no es todo lo malo que puede parecer.
 
Hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja será una mala decisión, porque puede suponer comprar un valor que ha dejado de ser adecuado para invertir en él ya sea porque una mala gestión irreversible o simplemente un cambio en las circunstancias que rodean a la compañía o a su sector hacen que la sociedad no vaya a recuperar nunca el estatus y capacidad de generar riqueza de antaño.
 
Pero hay casos y circunstancias en los que promediar a la baja es la decisión adecuada, porque puede suponer comprar un valor que simplemente atraviesa un mal momento, pero que con las medidas adecuadas o simplemente por un próximo cambio de sesgo en su sector acabará recuperándose y por lo tanto promediar a la baja nos ofrecerá mayor rentabilidad en el global de nuestra inversión.
 
Dicho esto y mirando mi cartera, tengo valores como Santander, BBVA, Telefónica, Mapfre, Zardoya, Gas Natural, Abertis y OHL con pérdidas (en algunos casos muy superiores a los otros) y que son susceptibles de promediar a la baja. En todos, a excepción de OHL, confío en el promediado a la baja como decisión adecuada. No es que haya dejado de creer en OHL, pero la prudencia y la gestión de riesgos me hace detener cualquier deseo de promediar a la baja este valor antes de ver más resultados.
 
Promediar al alza, sin embargo, está algo mejor visto entre los inversores, ya que supone en general comprar valores ganadores, es decir, valores que suben y que se espera que sigan subiendo. Esto, por el contrario es algo mucho más difícil para la mentalidad de un inversor en dividendos, ya que por lo general suele reducirnos la rentabilidad media de nuestra inversión y eso es algo difícil de aceptar, además cuando el precio sube, con el mismo capital podemos comprar menos acciones y esto es algo que nos molesta. Cuando hemos comprado BME con una rentabilidad del 10%, resulta difícil comprarla nuevamente con una rentabilidad de "sólo" el 5%. Esto es algo contra lo que los inversores en dividendo tenemos que lugar, porque las rentabilidades excepcionales que vivimos actualmente y que hemos vivido anteriormente en algunos valores no son más que un síntoma de lo infravalorado de los valores y no son situaciones que se suelan repetir con mucha frecuencia, así que comprar REE o ENG mientras suben es una necesidad.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

sábado, 4 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 22 - 2016

Lectura semana don dividendo 22-2016
No nos engañemos, el camino hacia la independencia financiera no está exento de dificultades. Los ciclos que experimentan los mercados nos ponen a prueba de forma constante y cuando la bolsa sube tenemos la tentación de vender ante las jugosas plusvalías y cuando la bolsa baja tenemos la tentación de vender para no perder dinero.
 
Si vendemos demasiado pronto cuando las acciones suben, y las acciones continúan subiendo, seguramente acabaremos comprando nuevamente esperando la continuidad de las subidas y finalmente comprando caro, si vendemos tarde cuando las acciones bajan, seguramente perdamos de forma casi irrecuperable nuestro capital. Pero estos son los peores escenarios en el proceso de venta, ya que también podríamos haber vendido pronto en las caídas y en caso de continuar estas poder comprar más barato las mismas acciones, aumentando nuestro patrimonio futuro o si la bolsa sube, vender en la parte alta del ciclo, con lo que dispondremos de más capital que al inicio.
 
El problema es, al menos en mi caso, la incapacidad de elegir los momentos adecuados de forma sistemática (o al menos la mayor parte del tiempo). Yo no soy capaz de hacerlo. Puede que haya quien pueda o sepa hacerlo, y le felicito por ello, pero sin duda, el estrés y la dedicación que requiere realizar esta acción (compra y vender en los momentos más adecuados) es algo que no es nada fácil de soportar y quizás por eso hay tan poca gente que lo consigue.
 
La inversión en empresas que reparten dividendos y especialmente, en aquellas empresas que tienen un dividendo sostenible y creciente en el tiempo es un filtro en el proceso de inversión que aporta una protección extraordinaria. No sólo porque aporta liquidez al inversor con cierta frecuencia que puede aprovechar para reinvertir tanto en las propias acciones que le dan ese dividendo como en otras diferentes, sino también porque obliga a los gestores de las compañías a cuidar mucho mejor el resultado de todas sus decisiones ya que cada cierto tiempo tendrán que demostrar al mercado que sus acciones son las adecuadas y eso se demuestra con el capital que es capaz de retornar a sus accionistas.
 
No es que crea que una empresa que no reparta dividendos no vaya a estar bien gestionada, pero desde luego además de los exámenes trimestrales que tienen que pasar con la presentación de las cuentas, no viene mal la presión adicional de tener que retribuir a los "dueños de la compañía", sus accionistas, cada cierto tiempo.
 
Es fácil demostrar con ayuda de las matemáticas que sería mucho más rentable para una compañía no pagar dividendos, sino quedárselos para reinvertirlos en el negocio, por lo pronto, fiscalmente es más eficiente ya que no pasaría por el tamíz recaudador de Hacienda que esquilma los dividendos con lo que yo considero un impuesto injusto, porque la compañía ya paga ha pagado con anterioridad impuestos por los beneficios que reparte.
 
El problema para los accionistas de las compañías que no reparten dividendo está en que si la compañía tiene éxito en su desempeño y sube en bolsa, ven crecer su patrimonio, pero no disfrutan de este crecimiento ya que no reciben nada por él, y para beneficiarse tendrían que liquidar parte de su inversión (perdiendo participación en la empresa), además de tener que pagar a Hacienda por las plusvalías conseguidas.
 
Buffet es totalmente contrario a la distribución de dividendos en su compañía, pero a todas luces es un gran defensor de recibirlos de las compañías que tiene. Una actitud sin duda llamativa que se apoya en el hecho innegable de la capacidad de obtener rentabilidad del capital disponible del Oráculo de Omaha es sin duda excepcional. Pero probablemente, en algún momento llegará a su fin ya sea bien al disponer de demasiado efectivo, en forma de inicio de una política de dividendos o bien en forma de un desmembramiento (split) de BRK en distintas sociedades con distintas políticas de retribución.
 
Los accionistas históricos de BRK han visto crecer su inversión de forma espectacular a lo largo de los años, pero para obtener dinero de la misma se ven obligados a vender parte de su inversión y pagar fuertes plusvalías por cada venta. Aunque la subida ha sido tanta y tan prolongada que les da exactamente igual porque su precio ha subido muchísimo. Sin embargo, esto es una de las pocas excepciones que hay en el mercado y sin duda, Buffet y Munger tienen desde mi punto de vista la consideración de "excepción que confirma la regla".
 
Cambiando de tema. Esta semana el mercado ha decidido teñirse de rojo y ha perdido prácticamente todo lo ganado la semana anterior. El camino descendente está plagado de pequeños y medianos soportes a lo largo del Ibex35: 8.700; 8.550; 8.250; 8.000 y 7.750.
 
Después de los 7.750 puntos, hay un apoyo adicional en 7.500 y 7.200 y desde ahí no hay soporte claro hasta los 6.000.
 
Si el Ibex decide recortar con fuerza, debe atravesar todos estos soportes de forma clara. Esto es bolsa, todo puede ser, pero no parece el más probable de los escenarios, por muy raro que sea el resultado de las elecciones, salvo grandes sorpresas los próximos meses.
 
Por lo tanto, y siempre bajo mi humilde criterio, debemos aprovechar las oportunidades que nos ofrezcan estas caídas para seguir aumentando nuestra cartera a lo que considero buenos precios.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

sábado, 13 de junio de 2015

Lo mejor de la semana dividendo 24 - 2015

Lo mejor de la semana dividendo 24 - 2015

Seguimos en la montaña rusa... Los mercados alcistas se nutren de la confianza y del convencimiento de que las cosas van a ir bien... actualmente sólo hay incertidumbre. Incertidumbre con Grecia y en la política española, y aunque poco a poco se va desgranando la margarita de los acuerdos políticos en las distintas provincias y ayuntamientos... esto no parece ser suficiente para calmar las aguas revueltas de la bolsa.
 
La mayoría de los inversores, compran acciones de una compañía... y cuando ven la acción subir, se alegran y piensan que han invertido bien. Por el contrario si la acción cae, tras maldecir su suerte, algunos deciden aguantar hasta "recuperar la inversión" y quedan atrapados sine-die y otros, los trader más metódicos venden al saltar su stop-loss, para dirigir el capital que les resta hacia otra inversión con el deseo de tener mayor acierto en la próxima operación.
 
Sin el más mínimo menosprecio de esta operativa que es totalmente respetable, ya que buscan fundamentalmente el rendimiento que ofrecen las revaloraciones de las compañías, un inversor en dividendo, como es el caso de este vuestro humilde servidor, busca tener una participación por el mayor tiempo posible en la empresa y su deseo es generalmente que las acciones languidezcan o no suban demasiado de precio para poder comprar todas las que pueda mientras tenga capital para hacerlo. Si con los años llegan revalorizaciones… bienvenidas sean… pero mejor cuando ya no las necesite comprar.
 
No me cansaré de repetir lo importante que es no dejarse llevar por el miedo a la hora de invertir (comprar y sobre todo al vender): Vender compañías porque sus acciones han bajado de precio un determinado porcentaje puede ser un gran error,... no porque dejamos de ingresar los dividendos de los que queremos vivir (que también), sino porque fundamentalmente estamos haciendo algo poco eficiente en dos circunstancias completamente diferentes:
 
- Si tenemos beneficios en la operación, estamos entregando directamente un buen pellizco de los mismos al Estado, que estará encantado de poner la mano para cobrar.
- Si tenemos pérdidas, como consecuencia lógica, hemos dilapidado parte de nuestro capital... y ya sabéis lo difícil que es ganar dinero.
 
Pero ya puestos a vender... muchos pensaréis... mejor vender cuando se va ganando algo de dinero... ¿verdad?... pues no es todo tan claro: En alguna ocasión he defendido que muchas veces es mejor vender perdiendo que ganando... y aunque es difícil de entender si no se explica muy detalladamente, hay que tener en cuenta, que cuando se vende perdiendo, tenemos la posibilidad de compensar esas pérdidas con otras ganancias y minorar el impacto fiscal de los beneficios... además de pasar a disponer dinero que podríamos invertir a precios seguramente mejores de los que obtendríamos cuando la acción se hubiese recuperado... más que nada... porque el precio del resto del mercado se habrá recuperado también y por lo tanto lo que podamos comprar después sea un menor número de participaciones de otras compañías. Pero generalizar es muy complicado... si es que es posible... y a lo largo de los años tendremos ocasiones para vender tanto en beneficios como en pérdidas... pero cuando lo hagamos (tendremos que hacerlo seguro)... que el motivo no sea el miedo... sino la lógica... la razón... y no me dejo llevar por un impulso.
 
Ojo... con esto no quiero decir que tengamos que vender las posiciones perdedoras, ni mucho menos... lo ideal es no tener que vender nunca. Y este es uno de los pilares de esta inversión... no sobre-operar el mercado. Cuanto más operemos, más posibilidades creo que tenemos de equivocarnos...y sobre todo... de dejar escapar esa gran revalorización que sólo se puede cazar si se está invertido. Pero ya sea por errores en nuestro proceso de selección o por cambios fundamentales en la compañía, o porque nos la compren en una OPA, vender acabaremos vendiendo alguna.
 
Esta semana hemos visto grandes oscilaciones en el precio de BME, que al final de la semana se han visto en buena medida suavizados. En un principio se achacaba los movimientos a su salida del índice rector de la bolsa nacional (por cierto... en la próxima revisión... tanto Acciona como BME podrían volver a entrar, ya que Jazztel se irá pronto)... luego se achacaba a noticias de pérdidas de cuota de mercado ante BATS Chi-X. Si bien es cierto que en los últimos dos años la empresa ha empeorado sustancialmente su cuota, el volumen de contrataciones ha excedido considerablemente este deterioro y la compañía gana cada vez más, por lo que el argumento último es débil. De todas formas,... aunque sabéis que tengo una notable predilección por esta compañía eso no quita que siga vigilante de su negocio.
 
El gráfico siguiente muestra la evolución de la cuota del mercado (gráfico ofrecido por BATS):
Cuota de mercado Ibex 35
Por encima de una opinión personal... generalmente deben prevalecer los datos... y mientras el beneficio de BME siga en franca mejoría como hasta ahora, sigo tranquilo. Sinceramente creo que la cantidad de personas que invierte en bolsa es todavía pequeña en España y buena parte del ahorro se destina a vehículos teóricamente más seguros (depósitos, entre otros), la inversión en bolsa puede y debería seguir ganando relevancia como método de inversión en España y esto redundará en mayores beneficios de BME (también de BATS, Turquoise, etc.).
 
De todas formas... el proceso de inversor en dividendo no se limita a buy&hold,... hay que vigilar las acciones, es mejor decir que es un proceso buy&monitor... y en caso de deterioro (que actualmente no veo en BME) tendríamos que considerar otras opciones.
 
Los nervios del mercado parecen no haber terminado,... por lo que creo que seguimos estando en un buen momento de seguir comprando... sin prisas, pero sin pausa. Cuanto más tiempo sigamos en lateral... más tiempo tendremos de comprar a precios que todavía son bastante buenos (no son los chollos de antaño)... pero creo que el margen de subida en Europa sigue siendo razonable.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:    

domingo, 6 de julio de 2014

Lo mejor de la semana dividendo 27-2014

Uno de los temas más repetidos esta semana ha sido, sin duda, el caso Gowex.
 
Gowex DonDividendo
 
Antes de conocer la Dimisión del consejero de Gowex, yo había escrito y no me ha dado tiempo a publicar lo siguiente:
 
"Sobre Gowex, sé que es un compañía muy del gusto de muchos “inversores”. Las revalorizaciones acumuladas desde su salida a bolsa son espectaculares, aun habiendo perdido en dos días de cotización el 60% de su cotización, todavía está a más del 700% del precio de salida a cotización... cifras que son muy llamativas y que atraen la atención de muchos inversores y analistas.
 
La verdad sea dicha es una empresa que está completamente fuera del rango de mi circulo de competencias, por razones simples: Es de reciente creación, no cotiza en el mercado continuo, no da dividendos y por lo poco que he leído de no entiendo su negocio, así que no puedo decir nada de la compañía, ni bueno, ni malo, lo siento. Y sobre la CNMV, mejor ni hablar.
 
A mí, personalmente, lo que me gusta son las empresas que dan dividendos aburridos, que puede que sean menos interesantes, pero son menos propensas a sustos de este tipo. Casos que me llevan la contraria los hay, claro que los hay,... el Caso Enron es un ejemplo contundente y notorio, y no marchándonos tan lejos... podríamos decir lo mismo de Bankia que cuando salió al mercado vendieron que era una empresas en beneficios y con el tiempo se demostró que había mucho más humo que otra cosa,... pero contra actuaciones de mala fe es francamente difícil estar protegido."


Ahora sabemos que Gowex ha presentado concurso voluntario y que han falseado las cuentas por lo que su presidente y consejero delegado, Jenaro García, ha dimitido,... así que todas las miradas recaen en el auditor y en el supervisor de los mercados, porque sus actuaciones han dejado mucho que desear. A toro pasado todo resulta fácil, cierto,… pero si resulta tan fácil engañar al sistema… algo no funciona.
 
Como os acabo de comentar, para el pequeño inversor es casi imposible estar protegido contra la mala fe, una de las formas es entender bien cómo obtiene beneficios la compañía (algo que en Gowex no era nada claro)... así que sólo nos queda un arma contra estos casos, aunque sólo sea paliativa y no protectora es la diversificación. Una adecuada diversificación de la fuente de ingresos que proceden de nuestras inversiones nos ayuda a minimizar el impacto de posibles anomalías de este tipo a los que siempre se está expuesto. Por este motivo, cuando se gestiona una cartera de inversión, particularmente cuando esta inversión es en dividendos, lo importante en la distribución de la cartera no es el peso de las compras, sino el peso relativo de los dividendos, de forma que el equilibrio de una cartera se encuentra cuando todas las posiciones de una cartera se encuentren ponderadas de forma similar (tan por sectores como si es posible entre acciones) repartiendo todas un importe de dividendos similar, aunque esto tenga que significar que se tenga que tener en una posición particular mas capital invertido que en otra porque su rentabilidad por dividendo sea menor. En definitiva, la distribución de mi cartera la controlo con los dividendos que recibo, no con el dinero que invierto en las distintas posiciones. Es decir, si digo que el 17% de mi cartera es Telefónica, esto significa que el 17% de los dividendos cobrados proceden de Telefónica.
 
Comento el tema de los sectores, porque si se pondera demasiado un sector (caso de sobre-ponderación del sector bancario previo a la crisis reciente) una caída del sector, por muy bien ponderados que tuviéramos los ingresos entre distintas acciones nos haría mucho daño.
 
No tenemos que olvidar la diversificación en moneda... que la podemos lograr tanto con inversión directa en otras bolsas con una moneda distinta como comprando empresas que registren ventas en otros países.
 
Dicho todo esto, y para los detractores de la diversificación (Buffet es uno de ellos), me gustaría darles un poquito de razón (solo un poquito... ya que creo que las ventajas de la diversificación superan con creces los inconvenientes): En una cartera en formación la diversificación es menos importante ya que se debe ir consiguiendo con el tiempo, no dejando pasar oportunidades de compra poco repetibles (BME a 15€ fue un ejemplo) que no podemos dejar pasar por tener diversificado, así que tener una cartera no ponderada no es excesivamente preocupante, siempre y cuando la tengamos en fase de formación y a lo largo de los años le vayamos dando forma... por cierto... esto que digo no es precisamente fácil.
 
Por cierto, esta es mi estrategia global de diversificación.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés: 

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...