Mostrando entradas con la etiqueta TLGO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TLGO. Mostrar todas las entradas

sábado, 4 de junio de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 22 - 2016

Lectura semana don dividendo 22-2016
No nos engañemos, el camino hacia la independencia financiera no está exento de dificultades. Los ciclos que experimentan los mercados nos ponen a prueba de forma constante y cuando la bolsa sube tenemos la tentación de vender ante las jugosas plusvalías y cuando la bolsa baja tenemos la tentación de vender para no perder dinero.
 
Si vendemos demasiado pronto cuando las acciones suben, y las acciones continúan subiendo, seguramente acabaremos comprando nuevamente esperando la continuidad de las subidas y finalmente comprando caro, si vendemos tarde cuando las acciones bajan, seguramente perdamos de forma casi irrecuperable nuestro capital. Pero estos son los peores escenarios en el proceso de venta, ya que también podríamos haber vendido pronto en las caídas y en caso de continuar estas poder comprar más barato las mismas acciones, aumentando nuestro patrimonio futuro o si la bolsa sube, vender en la parte alta del ciclo, con lo que dispondremos de más capital que al inicio.
 
El problema es, al menos en mi caso, la incapacidad de elegir los momentos adecuados de forma sistemática (o al menos la mayor parte del tiempo). Yo no soy capaz de hacerlo. Puede que haya quien pueda o sepa hacerlo, y le felicito por ello, pero sin duda, el estrés y la dedicación que requiere realizar esta acción (compra y vender en los momentos más adecuados) es algo que no es nada fácil de soportar y quizás por eso hay tan poca gente que lo consigue.
 
La inversión en empresas que reparten dividendos y especialmente, en aquellas empresas que tienen un dividendo sostenible y creciente en el tiempo es un filtro en el proceso de inversión que aporta una protección extraordinaria. No sólo porque aporta liquidez al inversor con cierta frecuencia que puede aprovechar para reinvertir tanto en las propias acciones que le dan ese dividendo como en otras diferentes, sino también porque obliga a los gestores de las compañías a cuidar mucho mejor el resultado de todas sus decisiones ya que cada cierto tiempo tendrán que demostrar al mercado que sus acciones son las adecuadas y eso se demuestra con el capital que es capaz de retornar a sus accionistas.
 
No es que crea que una empresa que no reparta dividendos no vaya a estar bien gestionada, pero desde luego además de los exámenes trimestrales que tienen que pasar con la presentación de las cuentas, no viene mal la presión adicional de tener que retribuir a los "dueños de la compañía", sus accionistas, cada cierto tiempo.
 
Es fácil demostrar con ayuda de las matemáticas que sería mucho más rentable para una compañía no pagar dividendos, sino quedárselos para reinvertirlos en el negocio, por lo pronto, fiscalmente es más eficiente ya que no pasaría por el tamíz recaudador de Hacienda que esquilma los dividendos con lo que yo considero un impuesto injusto, porque la compañía ya paga ha pagado con anterioridad impuestos por los beneficios que reparte.
 
El problema para los accionistas de las compañías que no reparten dividendo está en que si la compañía tiene éxito en su desempeño y sube en bolsa, ven crecer su patrimonio, pero no disfrutan de este crecimiento ya que no reciben nada por él, y para beneficiarse tendrían que liquidar parte de su inversión (perdiendo participación en la empresa), además de tener que pagar a Hacienda por las plusvalías conseguidas.
 
Buffet es totalmente contrario a la distribución de dividendos en su compañía, pero a todas luces es un gran defensor de recibirlos de las compañías que tiene. Una actitud sin duda llamativa que se apoya en el hecho innegable de la capacidad de obtener rentabilidad del capital disponible del Oráculo de Omaha es sin duda excepcional. Pero probablemente, en algún momento llegará a su fin ya sea bien al disponer de demasiado efectivo, en forma de inicio de una política de dividendos o bien en forma de un desmembramiento (split) de BRK en distintas sociedades con distintas políticas de retribución.
 
Los accionistas históricos de BRK han visto crecer su inversión de forma espectacular a lo largo de los años, pero para obtener dinero de la misma se ven obligados a vender parte de su inversión y pagar fuertes plusvalías por cada venta. Aunque la subida ha sido tanta y tan prolongada que les da exactamente igual porque su precio ha subido muchísimo. Sin embargo, esto es una de las pocas excepciones que hay en el mercado y sin duda, Buffet y Munger tienen desde mi punto de vista la consideración de "excepción que confirma la regla".
 
Cambiando de tema. Esta semana el mercado ha decidido teñirse de rojo y ha perdido prácticamente todo lo ganado la semana anterior. El camino descendente está plagado de pequeños y medianos soportes a lo largo del Ibex35: 8.700; 8.550; 8.250; 8.000 y 7.750.
 
Después de los 7.750 puntos, hay un apoyo adicional en 7.500 y 7.200 y desde ahí no hay soporte claro hasta los 6.000.
 
Si el Ibex decide recortar con fuerza, debe atravesar todos estos soportes de forma clara. Esto es bolsa, todo puede ser, pero no parece el más probable de los escenarios, por muy raro que sea el resultado de las elecciones, salvo grandes sorpresas los próximos meses.
 
Por lo tanto, y siempre bajo mi humilde criterio, debemos aprovechar las oportunidades que nos ofrezcan estas caídas para seguir aumentando nuestra cartera a lo que considero buenos precios.
 
A continuación damos un repaso de las noticias que considero más interesantes de la semana... así que espero que sean de vuestro interés:  

domingo, 8 de mayo de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 18 - 2016

lo mejor de la semana dividendo DonDividendo 18-2016
En España, de forma habitual y con independencia del nivel cultural, aquellas personas que son capaces de ahorrar parte del dinero ganado suele realizar inversiones inmobiliarias. Tenemos tendencia a comprar casas, es como si estuviera en nuestros genes y el primer pensamiento suele ir en este sentido.
 
En la mayoría de los casos, incluso no saben que están realizando una inversión, con suerte piensan "el dinero en el banco no hace nada", así que mejor me compro una casa en el campo, en la montaña, en la playa y "disfruto".
 
Aquellos que son conscientes de que este proceso lleva unos gastos asociados (Hipoteca, impuestos anuales, coste de seguro, energía, agua, equipamiento, etc.) ya tienen mucho ganado, puesto que antes de comprar analizan no sólo si es buena o mala época para realizar la compra, sino que además, contemplan en su presupuesto la necesidad de añadir esos gastos, algunos mensuales y otros anuales y a los que tendrán que hacer frente para ese "disfrute".
 
Pero hay un grupo de personas que realizan este proceso no para el disfrute, sino con fin puramente inversor: Con la idea de obtener un beneficio con la posterior reventa del inmueble o para beneficiarse a lo largo del tiempo de las rentas de un posible alquiler.
 
Os pongo un ejemplo de mi propia urbanización. Un caballero, ciertamente con poder adquisitivo notablemente superior al mío en su momento (y ahora también), allá por 2002, compró dos pisos sobre plano simultáneamente en nuestro mismo recinto. En 2004 (no sin retrasos), nos entregaron a todos los pisos, por aquel entonces, la vivienda seguía subiendo de precio a buen ritmo y en 2006, este vecino pudo vender uno de los dos pisos (que había tenido cerrado durante todo el tiempo ya que el otro lo había convertido en su vivienda habitual) por casi el triple del precio de su compra. Se puede decir que hizo una operación perfecta, ya que en 4 años, recuperó la totalidad de la inversión realizada, consiguió una vivienda y además un buen dinero extra.
 
Realizó una apuesta sobre la continuidad de la subida del precio de la vivienda y le salió muy, pero que muy bien. Admito que jugaba con bastante ventaja, ya que aunque la vivienda no hubiera subido de precio todo lo que quería, en primer lugar no tenía problema alguno en pagar las hipotecas asociadas a las dos viviendas (ni problemas para que se las concedieran) y en segundo lugar siempre se podía haber quedado con las dos viviendas o incluso haber alquilado una de ellas.
 
¿Podría haber realizado yo la misma operación?: Pues a toro pasado, todo somos Manolete... , seguramente sí, pero mis riesgos habrían sido muy superiores (obtener la hipoteca para las dos viviendas no me habría resultado nada fácil y pagar las cuotas asociadas durante cuatro largos años tampoco). Pero al igual que mi vecino, algunas personas se atrevieron a hacerlo y algunos tuvieron éxito y otros no tanto, ya sea porque vendieron antes de que la revalorización fuera relevante o porque no pudieron pagar las cuotas y otros esperaron tanto que se encontraron un mercado saturado y no pueden vender.
 
Por esta razón, por la menor liquidez del mercado mobiliario, no me gusta invertir en vivienda, de ahí que sólo figuras como las REIT norteamericanas (ya sabéis que tengo a Omega Healthcare Investors en mi cartera) y las Socimis en España se pasen por mi cabeza a la hora de invertir en vivienda. Ya que, una inversión de este tipo me permite (en caso necesario), salir rápidamente de la inversión realizada (algo que con una vivienda no es fácil) o salir parcialmente (algo comparable a vender una habitación de una casa) a la vez que me aportaría diversificación en un sector, el inmobiliario que conociendo su ciclicidad puede ser interesante a largo plazo.
 
Personalmente, el día que deje mi casa, será para irme a otra (vendiendo la actual), si obtengo plusvalías, bienvenidas sean, pero ese no es mi objetivo personal, mi casa es para descansar y disfrutar de ella en familia y amigos, no especular con ella, aunque admito y comprendo que hay quien tenga una visión diferente y la respeto.
 
Mi plan para lograr la independencia financiera sólo contempla la inversión en bolsa, que a largo plazo considero el activo más rentable, además invierto en empresas que reparten dividendos, tengo un fondo de emergencia y ya sabéis que adicionalmente tengo un pequeño plan de pensiones (que considero un error de juventud) y que, por cierto, invierte 100% en bolsa.
 
Al igual que la semana anterior, prefiero comentar alguno de los resultados que hemos tenido esta semana, espero que os resulten interesantes. Comenzamos: 

sábado, 12 de marzo de 2016

Lo mejor de la semana dividendo 10 - 2016

 
Lectura semana don dividendo 10-2016

Llevaba un tiempo en la cocina con la actualización del archivo de dividendos de 2016 y he visto que en algún comentario ya lo echabais de menos. La verdad es que Excel se estaba volviendo un tanto incómodo, así que finalmente he preferido migrar por completo el contenido a Google docs, por lo que podéis encontrar el nuevo archivo de dividendos de 2016 aquí: Dividendos 2016.
 
También he actualizado el enlace que se encuentra en la página de Próximos dividendos.
 
Por favor, si encontráis errores en el documento, agradecería que los indiquéis en los comentarios de esta entrada para ir corrigiéndolos. He dejado el documento en modo sólo lectura para evitar que se pueda modificar por error mientras se consulta. Espero que os sea de utilidad.
 
Esta semana hemos tenido mucha indecisión. La bolsa decidió esperar a que hablara el señor Draghi y mientras tanto predominaba la volatilidad con oscilaciones diarias del 2% al 4% entre mínimos y máximos del día para acabar prácticamente igual a como se empezaba la jornada (delicia de los traders). Esta tónica se repitió hasta el viernes, donde tras consultar con la almohada los comentarios de Draghi, el mercado decidió subir con fuerza, cerrando el cómputo semanal con una subida del 3,17% en el índice Ibex35.
 
La tanda de medidas anunciadas por el BCE incluyen los tipos de interés al 0% y la rebaja de la facilidad del depósito al -0,4%, medida que perdurará en el tiempo, ronda de liquidez con préstamos a 4 años (activa el próximo Junio), se amplía las compras mensuales en 20.000 Mn€ a partir de abril y se comprará deuda corporativa en Euros de empresas no financieras y no controladas por un grupo bancario.
 
Ante tal alarde y  muestra de poderío (que probablemente limite su capacidad futura de actuación al haber agotado gran parte de su margen de maniobra, por no decir la totalidad del mismo) el mercado subió con fuerza el viernes.
 
Aunque al conjunto del mercado parece haberle gustado las medidas propuestas, quizás el hecho de tener que aplicar estas medidas nos está diciendo que la situación económica de Europa es mucho peor de lo que nos cuentan y eso es como para preocuparse más que para alegrarse. Ya veremos.
 
Fijándonos en el detalle técnico del Ibex35, para confiar en la continuidad de las subidas el índice tendría que superar en primer lugar la media de 30 semanas (9.200) y posteriormente cerrar el hueco que dejó en 9.540. Sin estas dos premisas, creo que todavía podríamos presenciar un nuevo toque a los 8.000 puntos a lo largo de los próximos meses. No termino de creerme la subida actual, pero por si estoy equivocado y el índice sigue al alza, y con él la mayoría del mercado, tenemos que seguir realizando compras espaciadas en el tiempo.
 
Como siempre os aviso. Desde el punto de vista técnico no debemos empeñarnos en que el índice llegue a tal punto o a tal otro para comprar. Nosotros no compramos índices, compramos acciones de compañías individuales que en algunos casos pueden ir a favor y en otros en contra de la corriente general del mercado. Insisto en la importancia de tener una lista de valores con precios orientativos de compra para aprovechar la liquidez disponible en el momento que se disponga. Eso sí, aprovechando los momentos de mayor descenso para aumentar las compras.
 
En la pasada edición del Semáforo me dejé atrás a DIA (por olvido) y también a Inditex porque no había presentado resultados. Así que actualizo el Semáforo con estos dos valores y hago un breve comentario de la posición que ocupan en él. 

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...