domingo, 8 de abril de 2012

¿Cuándo vender una empresa que reparte dividendos?


Ya comenté anteriormente los criterios de compra de empresas que reparten dividendo, así que para tener una forma de trabajo completa, también voy a definir cuando salir de este tipo de empresas:
Comprar Dividendo
En principio y en términos generales, cuando compramos una acciones de una compañía lo hacemos porque pensamos que la empresa es sólida en la actualidad y con un modelo de negocio sostenible y es por esto por lo que la intención inicial es mantenerla para siempre en nuestra cartera. Sin embargo, no podemos prever su comportamiento futuro totalmente por lo que debemos permanecer atentos a su evolución (sin obsesionarse con controlar la cotización día a día, en este caso seríamos más un especulador que un inversor).

A continuación, defino las posibles causas de venta. Insisto, posibles causas no causas ineludibles (ya sabéis que no creo en lo del blanco o negro,...hay tonalidades intermedias):

- Incumplimiento de los criterios de entrada.
- Recorte o eliminación total del dividendo.
- Canje por papelitos (Dividendo flexible tan de moda a hora en España).
- Empeoramiento de las perspectivas empresariales

Pues bien, en caso de cumplirse alguno de estos criterios de salida, debemos hacer un análisis más completo de la compañía y determinar en primer lugar si es un fenómeno transitorio o si más bien estamos hablando de un cambio de rumbo en la empresa que me estaría obligando a salirme de ella de forma más o menos inmediata.

Veamos algunos ejemplos:

Caso 1:
Hace 7 años compramos la empresa "Don Dividendo S.A." por que cumplía con todos los criterios de entrada y hoy nos comunica que reduce su dividendo en un 50%. ¿qué hacemos?

Analizamos en profundidad y vemos que cuando la compramos nos daba una RPD (Rentabilidad por dividendo) del 3%, pero que durante los 5 años que hemos tenido la acción ha incrementado año a año su RPD en un 15%, por lo que nuestra rentabilidad respecto del precio de compra original (YoC) es del 7.98% por lo que si nos reducen el pago del dividendo en un 50% pasaremos a tener una rentabilidad de casi un 4%. Es ahora, cuando tenemos todos los datos para decidir o bien mantener la acción porque pensamos que puede recuperarse y seguir dándonos alegrías o si por el contrario tenemos en el punto de mira empresas que o bien nos dan una rentabilidad anual superior o bien pensamos que tiene mejores expectativas.

Caso 2:
Hemos comprado hace 2 años la empresa "Don Dividendo S.A.",  aunque no cumplía todos los requisitos de entrada (tenía una RPD del 1.95%, pero pensábamos que por su estrategia y capacidad de crecimiento podría incrementar esta rentabilidad de manera significativa en los próximos años) y ahora, su consejo de administración ha decidido sustituir el pago del dividendo por un Dividendo Flexible. ¿qué hacemos?

Recordad,... lo primero analizamos lo realizado hasta el momento del cambio... y vemos que en los 2 años ha incrementado su RPD del 1.95% al 3.36% (50% anual) cumpliéndose nuestro criterio. Si confiamos en que los "fundamentales" de la compañía no han cambio y que el cambio de política es una forma de aumentar el efectivo de la misma para así poder abordar más proyectos no me importa recibir papeles en lugar de dinero. Pero si el cambio es debido a un empeoramiento de las condiciones de negocio y yo creemos sostenible futuros incrementos de los dividendos (en la forma que sean) parece coherente comenzar a mirar otras opciones que mejoren nuestra posición en la cartera.

Saludos


Imagen: Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

1 comentario:

  1. Mr. Don Dividendo
    Me parece increible que nadie haya comentado en esta estupenda entrada.
    Considero muy acertada esta visión de cuando vender, pero sobre todo el como debemos analizar un cambio en uno de nuestros valores. Ahí radica la verdadera diferencia.
    Mil gracias! Estoy aprendiendo mucho.Un saludo
    Mr.Kresta.

    ResponderEliminar

social

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...